Inicio Jardinería Cultivo y cuidados de Begonia tuberosa

Cultivo y cuidados de Begonia tuberosa

49
0
Podríamos incluir la begonia tuberosa entre las plantas de bulbo que florecen en verano, aunque sus bonitas flores pueden aparecer en cualquier estación del año dependiendo del clima. Lo peculiar de la begonia es que florece prefiere estar a la sombra, de modo que es una especie indicada para aquellos rincones menos soleados del jardín donde es complicado encontrar plantas que florezcan.
[1]

El género begonia está compuesta por cientos de especies de plantas tropicales, pero la tuberosa no es precisamente una de ellas. En realidad es un híbrido creado por cultivadores al que se le dio el nombre botánico Begonia x tuberhybrida. Se trata de una planta herbácea perenne que crece a partir de un tubérculo aplastado. Los tallos y las hojas presentan una superficie vellosa recubierta por pelos finos y suaves. El follaje es verde brillante y muy atractivo. Las flores son grandes.

Plantación

La plantación de tubérculos de begonia debe hacerse a finales de invierno o principios de primavera. El suelo debe estar algo templado para que las planta pueda brotar y generar nuevos tallos.

Luz

Las begonias no son resistentes a la insolación directa, los rayos solares provocan quemaduras en sus hojas. El mejor lugar para ellas es una zona sombreada, incluso dentro de casa frente a una ventana que le proporcione buena iluminación. Es una planta indicada para jardines en sombra[2].

Riego

No se deben regar en exceso, las raíces de la begonia no toleran el encharcamiento. Sin embargo, son plantas que requieren un ambiente húmedo. Esto se puede conseguir situándolas junto a otras plantas de porte mayor que las protejan y creen una atmósfera húmeda a su alrededor. 

En otoño se puede reducir el riego e incluso suspenderlo en invierno.

Temperaturas

Las begonias son muy sensibles al frío y pueden morir si se producen heladas. En climas fríos pueden perder su parte aérea. En este caso hay que reducir el riego al finalizar la época de floración y suspenderlo cuando amarilleen las hojas. Los tubérculos se pueden extraer para protegerlos de las heladas y almacenar hasta la siguiente temporada.

Multiplicación

Como cualquier planta bulbosa, la mejor manera de reproducir una begonia es dividiendo los bulbos que tengan yemas, dejando al menos una en cada nuevo trozo. Antes de plantar conviene dejar que el corte cicatrice.

bulbo-begonia

Plagas y enfermedades

A los pulgones les atraen los brotes nuevos de las begonias y a los trips les encanta establecerse en el envés de sus tiernas hojas. La mejor manera de prevenir el ataque de estos insectos es revisar las plantas de vez en cuando y actuar al menor indicio. Los tratamientos naturales más efectivos son aplicar jabón de potasa disuelto en agua pulverizado o limpiar con un pincel mojado en alcohol. 

Cuidados de las begonias

Además de prevenir el ataque de insectos que perjudiquen su apariencia y salud, las begonias necesitan pequeñas atenciones para tener buen aspecto. Se deben entutorar las ramas llenas de flores para que los tallos no se rompan por el peso. También conviene eliminar las flores marchitas y las hojas secas, enfermas o estropeadas. 

Recuerda que hay muchas plantas bulbosas que decoran en verano con sus flores. Te dejo el enlace para que veas algunas de ellas: Plantar bulbos de verano[3]

References

  1. ^ plantas de bulbo que florecen en verano (www.guiadejardin.com)
  2. ^ jardines en sombra (www.guiadejardin.com)
  3. ^ Plantar bulbos de verano (www.guiadejardin.com)