Se tensa la carrera entre Emanuel y García, desempate posible en abril

mayoralrace-2105
Los cinco candidatos a alcalde asistieron a un foro en el Instituto Cervantes de Chicago el viernes pasado.

[dropcap]E[/dropcap]l reloj sigue su marcha y los candidatos esperan que voten por ellos en el Concilio Municipal de Chicago el próximo martes. Y en espera de ganar el voto hispano, los cinco candidatos a alcalde asistieron a un foro en el Instituto Cervantes de Chicago el viernes pasado.

“Chicago, la más norteamericana de las ciudades de EEUU, es donde inmigrantes de todo el mundo dan a sus hijos oportunidad de empezar”, dijo el Alcalde Rahm Emanuel. El alcalde titular fue el primero y usó sus primeras palabras para trazar paralelos entre sus abuelos inmigrantes y sus padres e inmigrantes hispanos de Chicago tratando de ser más atractivo al voto latino. Fue un movimiento político al que hizo eco Bob Fioretti, quien pronto mencionó que sus padres fueron inmigrantes ítalos y polacos en el barrio Pullman en sus primeras palabras.

Sin embargo, esas narrativas de inmigrantes fueron cortadas una vez que el Com. del Condado de Cook Jesús “Chuy” García tomó el estrado.

“Soy inmigrante y mis padres también “, dijo García, quien nació en Durango, México, antes de mudarse a Chicago en los 60s.

Moderado por Enrique Rodríguez de Univisión, el foro fue evento por invitación a miembros de la prensa, la Agenda Latina de Illinois y ejecutivos de organizaciones no lurativas asociadas con la Academia Acuerdos y Liderazgo del Foro de Política Latina. Los cinco candidatos tuvieron 18 minutos para discutir sus plataformas antes de contestar preguntas emitidas. Cada respuesta debía ser sólo de un minuto y luego de la porción preguntas del foro, los candidatos podían hablar otra vez.

El foro fue el último en las últimas semanas donde Emanuel habló largo de la expansión de servicios de kínder y “éxitos” de su administración aumentando el turismo en la ciudad y reduciendo el crimen. Sin embargo, muchos de esos comentarios tienen muchos baches e ignoran la controversia que rodea el cierre de 50 Escuelas Públicas de Chicago en 2013, el hecho de que aumentaron los tiroteos aunque bajó el crimen en 2014 y que muchos de Chicago ven al alcalde enfocarse mucho en mejorar las áreas del Loop y frente del lago en detrimento al resto de la ciudad. Más importante aún, el alcalde falló en hablar de cómo arreglaría la pendiente crisis pensionaria del Ayuntamiento.

Durante la sesión preguntas y respuestas, Emanuel se frustró con Rodríguez por interrumpirlo luego de usar su minuto para contestar cómo resolvería su administración el crimen y salud mental si es reelecto señalando el récord de su administración los últimos cuatro años.

“Necesito más de un minuto para responder eso”, dijo el alcalde.

Rodríguez señaló que al alcalde se le dio la misma cantidad de tiempo que a los demás candidatos y sugirió el enfoque que él intenta de hacer los próximos cuatro años diferente a lo que ha hecho copando lo que ha hecho en el pasado.

“Mis hijos son un poco más generosos con el tiempo”, bromeó Emanuel.

Luego de las palabras de cierre de Emanuel, él salió del edificio por la puerta de atrás evitando a reporteros presentes en el salón. No sorprendió que el alcalde no haya aceptado preguntas de reporteros desde el 5 de febrero, ni emitido su diario itinerario a la prensa. Sin embargo, él gastó cerca de $1 millón en anuncio por TV durante la última semana en campaña, intentando evitar un desempate con García, quien quizá lo enfrente en abril en una elección de desempate, según una encuesta del Chicago Tribune publicada el martes.

En contraste, García sólo ha podido costear un anuncio por TV dos días después del inicio del voto temprano pintando a Emanuel como guarda centavos en vez de abatir el crimen y ofrecer exención en impuestos a corporativos a expensas de contribuyentes.

Durante su tiempo en el estrado el viernes pasado, García golpeó al alcalde con el crimen en la ciudad.

“La seguridad no ha sido prioridad en su administración. Mientras el alcalde sigue hablando, los chicos siguen disparando”, dijo él. García cree que crear más empleos para estudiantes luego de la escuela y durante el verano ayudaría a alejar a chicos de violencia en las calles y agregó que contratar policías adicionales usando fondos del presupuesto municipal sería una prioridad.

Por el contrario, Emanuel ha defendido el pago de tiempo extra como alternativa flexible a contratar policías adicionales. Durante audiencias de presupuesto el año pasado, oficiales dijeron que un oficial de tiempo completo costaría a la ciudad unos $100,000 al año en pago y prestaciones en una hora en que el Ayuntamiento trata de reducir su déficit en la actual crisis pensionaria.

Además, García enfocó también sus palabras en la aversión del alcalde a una junta escolar electa para CPS, diciendo que la junta nominada actual tiene demasiados conflictos de interés con sus contratistas.

Tocante a inmigrantes en la ciudad, García dijodeberían hacer que el Ayuntamiento les busque empleo y que no se aproveche de ellos. Él dijo que le gustaría ver un ID municipal para todo residente de Chicago que comunidades inmigrantes, desamparados y LGBTQ podrían usar para obtener servicios municipales sin importar su estatus migratorio.

El Concejal Fioretti, líder del comité progresivo municipal, tiene quejas similares contra el alcalde, pero a diferencia de García, él no ha podido obtener donativos ni apoyo de uniones y aliados progresivos con quienes ha trabajado para apoyar su puesto como concejal. De hecho, él defendió sin tregua la huelga de la Unión de Maestros de Chicago (CTU, por sus siglas en inglés) en 2012. Pero el otoño pasado, la Presidenta de la CTU Karen Lewis, quien se suponía correría contra Emanuel antes que le diagnosticasen cáncer, endorsó mejor al Com. García, ex concejal y Sen. Estatal, ya que él lucía mejor ubicado para desbancar al alcalde.

Durante su tiempo en el estrado, el activista William “Dock” Walls pintó un cuadro vívido, populista de dos Chicagos; contrastando su brillante área del centro con barrios de bajos ingresos y alto crimen en los Lados Oeste y Sur de la ciudad.

“Chicago es aún la ciudad más segregada de EEUU”, dijo Walls. Aunque él pintó un cuadro evocador de desigualdad institucionalizada, Walls falló en dar respuestas sólidas de cómo arreglaría los problemas de la ciudad.

Las únicas iniciativas claras que él presentó fueron usar los “fondos pro mejora capital” para ofrecer $1 millón en préstamos a pequeños negocios fuera del área del Loop y empujar una inscripción abierta a CPS para permitir a familias ser más flexibles sobre dónde llevar a sus hijos.

El candidato final que habló la semana pasada fue el Dr. Willie Wilson, negociante con dinero propio e hijo de un agricultor de Louisiana. Wilson logró subir de conserje hasta propietario de Oak Gloves, distribuidor de guantes con millones múltiples. A cierto punto, él tuvo también franquicias McDonald’s y fue anfitrión del programa de TV SINGSATION en WGN-TV.http://wordpress.org/extend/plugins/wp-hide-post/

En el transcurso de su carrera a alcalde, él gastó más de $1.2 millones de su propio dinero financiando su candidatura y fue el único retador de Emanuel que llenó una objeción a la boleta (que él alcalde subsecuentemente tiró). En una era de políticos muy egoístas de su imagen política, Wilson es un pato singular. A menudo hablando a pausas, él declaró sin dudar el viernes pasado que él sólo tiene educación primaria (posee varios “doctorados honorarios” de varias organizaciones religiosas). Sin embargo, él dijo que su experiencia como negociante de éxito e historia de nada a la riqueza debía más que calificarlo a alcalde de éxito.

“Nada significa la educación si uno debe cruzar un territorio de pandillas para ir a la escuela”, dijo Wilson, tocante a la presunción del alcalde de mejorar ofertas educativas en la ciudad.

Haciendo eco al Gob. Bruce Rauner, a quien él endorsó en su carrera el año pasado, Wilson dijo que donaría su cheque como alcalde a caridades si es electo y no usaría “respuestas políticas” para ganar votos. Usando palabras de Rauner, Wilson dijo que como político fuereño financieramente independiente, él no respondería a intereses espaciales si es electo.

Él prometió también su apoyo a un casino en Chicago, contratar más policías y le gustaría tener un grupo de policías que le reporten directo a él para mantener un ojo en el departamento de policía. Le gustaría también establecer un grupo que vigile la comunidad “reflejando la demografía de la ciudad” para calificar al CPD.

“Yo no soy político. Soy el único negociante corriendo. Yo balanceo mis presupuestos”, dijo él.

Su falta de experiencia política creó un error al hablar del Almuerzo de Club Ciudad de Chicago a principio del mes. En el evento del 5 de febrero él llamó a gente de la audiencia “blancos” diciendo a la vez que no era prejuicioso y quería ayudar a los de Chicago sin importar su raza. El comentario, captado en video, hizo que su campaña emitiera repetidas negativas a su uso de una palabra cargada racialmente.

Él cerró su intervención el viernes pasado como a menudo lo ha hecho en campaña, con una plegaria.

Facebook Comments

This post is also available in: Inglés