Sandra Cisneros nos dejó entrar a “Su Casa”

Sandra Cisneros
Sandra Cisneros estará en el Museo Nacional del Arte Mexicano en Chicago firmando autógrafos y libros, sábado 14 y domingo 15 de noviembre

[dropcap]Q[/dropcap]uizá ella ya no escriba historias en máquinas de escribir, pero la autora Sandra Cisneros nunca ha dejado de escribir. Ella sólo tiene un requisito para hacerlo y es un espacio propio donde ella pueda estar lo suficiente cómoda para dejar que las palabras fluyan de su pluma. En su nuevo libro, “A House of My Own-Stories from My Life”, Cisneros compartió muchos de esos momentos. En éste, su colección de ensayos, Cisneros deja entrar a lectores a sus espacios privados, de Grecia a Chiapas, México.

Sandra_book_Ahouseofmyown_Alan-Goldfarb“La gente piensa que yo sólo escribo cuando un libro surge”, dijo ella a EXTRA vía entrevista telefónica desde Nuevo México. “Cuando estaba escribiendo ‘House’, estaba escribiendo ‘Wicked Ways’ también; y luego en mis ‘30s acepté un empleo en Texas y fui directora de un programa literario y me hallé con escritores y empecé a entrevistarlos”, agregó ella, usando español aquí y allá para expresarse. “Las cosas estaban por doquier y sabía que era difícil hallarlas y las quería todas en su lugar”, añadió tocante a su última obra.

“Para mí es difícil trabajar si no tengo mi propio espacio y quietud y yo he estado viviendo en un apartamento interino ahora, esperando que mi casa esté lista. No puedo entender trabajar en aeropuertos. No quiero usara sostén o zapatos apretados, sólo mi huipil”, vestido tradicional usado por mujeres indígenas en México Central, y uno de los artículos favoritos de Cisneros. Ella agregó, “Y descalza, sentada a una mesa donde nadie me interrumpa por seis horas. Estando de viaje no hago notas hasta llegar a casa”.

Ella relató cómo, con los años, tuvo que pedir máquinas de escribir mientras viajaba. “Tenía peleas por máquinas de escribir y en Chiapas las usaba en la escuela”, dijo ella. “Mientras, usaba papel y pluma, sólo para revisar. Cuando necesitaba una copia final, necesitaba una máquina de escribir”, recordó ella.

Al preguntarle cómo tuvo al final el valor de dejar la casa de sus padres siendo una joven en una familia mexicana tradicional, ella dijo, “Como que lo hice poco a poco. No era tan valiente; sólo me escapé para ir a la escuela de graduados. Gentilmente desobedecí a mi padre. Escogí una escuela fuera de Chicago. Me gustaba vivir sola. Y dije a mi padre que necesitaba silencio. Tuve que pelear con mi padre por ese espacio. Me comprometí y acabé viviendo en el sótano de un edificio de su propiedad y mi hermano vivía dos pisos arriba, pero él resultó ser peor que mi padre”, compartió ella.

A menudo clasificada como escritora chicana, Cisneros dijo no interesarle. Los libros de Cisneros están entre los de escritores latinos cuyas obras han sido prohibidas en escuelas de Arizona. “Es un lugar privilegiado desde donde hablo”, y agregó, “Soy escritora estadounidense, soy escritora mexicana; soy escritora mexicana-estadounidense.  Soy escritora chicana; soy escritora feminista. Depende de quién quiera yo representar, y a esta hora creo con sentimientos anti-inmigrantes queremos hablar por aquéllos más oprimidos. ¿Y quién mejor que nosotras como latinas que llevamos sangre indígena en las venas? Somos nativas. Pertenecemos aquí. Somos de Las Américas. ¡También llevamos sangre europea! Somos de todo el orbe. Tenemos sangre africana en nosotras. Tenemos sangre europea en nosotras. Tenemos sangre indígena en nosotras. Así que, ¿quién habla mejor ahora que las sociedades se temen entre sí, crear puentes y entender y comunicarse con comunidades polarizadas por otras? ¿Quién es mejor? ¿Quién es más sabio? ¿Quién es la autoridad como embajadora de todos, si no las latinas? Yo soy muchas cosas”, dijo Cisneros. “Todo lo que uno necesita es ánimo, valor con un empujón”, añadió ella.

Sandra Cisneros estará en el Museo Nacional del Arte Mexicano en Chicago firmando autógrafos y libros, sábado 14 y domingo 15 de noviembre. Sígala en Instagram en @officialsandracisneros.

Facebook Comments

This post is also available in: Inglés