Riot Fest se muda al Parque Douglas

Riot Fest
[dropcap]L[/dropcap]legó la temporada de festivales de verano a Chicago. Fans de Lollapalooza, Pitchfork y otros festivales compraron ya boletos o tienen planes claros de ir a disfrutar sus respectivos festivales este año.

Fans de Riot Fest por otro lado no estaban seguros de la ubicación del evento de tres días este año a causa del alboroto en la comunidad de Humboldt Park tocante al festival de punk rock. Ese cambio la mañana del miércoles, al anunciarse que el festival iría al Parque Douglas, 12º Distrito de la ciudad.

“En mi primera reunión con el Concejal [George] Cárdenas, me hizo feliz que discutiésemos detalles logísticos y cómo podemos enriquecer a la comunidad”, dijo Michael “Riot” Petryshyn, fundador de Riot Fest. “Mucho nos emociona conocer a nuestros nuevos vecinos y trabajar con ellos para tener un evento benéfico a la comunidad, comercio local y residentes. Esencialmente, todo lo que hemos traído a Humboldt Park los últimos tres años”.
Interesantemente, organizadores de Riot Fest coauspiciarán también Ruido Fest, el primer festival de música alternativa latina de tres días y escenario múltiples en EEUU, en el cercano Parque Addams, también este verano.
La tregua en la batalla por Humboldt Park entre simpatizantes del festival de punk rock y su oposición surgió al final de abril cuando el Concejal Roberto Maldonado hizo saber que él no apoyaría Riot Fest en Humboldt Park este año.

El 4 de mayo, oposición y simpatizantes de Riot Fest chocaron en la oficina de Maldonado en su noche semanal en el distrito. La guerra verbal empezó a calentarse al verse videos filmados por el residente por mucho tiempo de Humboldt Park Kurt Gippert.

En los videos, ambos grupos se tantean uno al otro, ninguno de los dos oyendo argumentos, tratando de hablar todos a la misma vez. No fue hasta que el concejal salió a mediar la discusión que ambos grupos empezaron a mostrar algo de calma y una discusión franca. Sin embargo, esta discusión razonable pronto perdió terreno ante voces más apasionadas de gente de ambos lados en el debate. Maldonado pareció frustrado al dejar que ambos grupos se gritaran mientras él regresaba a su oficina.

Luego de irse el concejal, un iracundo José López, a quien la Revista Chicago describió una vez como líder no oficial de la Agenda Puertorriqueña del barrio, dijo que simpatizantes de Riot Fest peleaban por hacer del festival en Humbodlt Park un problema racial.

“Lo que ustedes hacen es malo. ¿Quiénes son ustedes? ¿Quién es esta gente?”, preguntó él antes de decir profanamente al grupo de Riot Fest que saliera de la arena.

En un comunicado enviado la semana pasada, Riot Fest fijó una fecha límite que incluía gastar cerca de $180,000 para reparar el parque. El comunicado refuta también reclamos de la oposición de que el parque no fue accesible por días, y Riot Fest reclamando que fue accesible aún por siete de los 10 días que ocupó el parque. Además de las fotos tomadas por Riot Fest, muchos usuarios de redes sociales han tomado sus propias fotos del parque para mostrar que el parque está en gran forma.

Pero la oposición siente que el argumento es más que arreglar el daño al parque luego del festival.

“Creo que nos es muy difícil negociar con Riot Fest; hicieron parecer que eran dueños del parque”, señaló Charlie Billups, portavoz de Ciudadanos de Humboldt Park Contra Riot Fest.

A causa de esto, la oposición ha acusado a Riot Fest de tratar de “comprar” a la comunidad con donativos de casi $250,000 dados por el festival a caridades ubicadas en el 26º Distrito. Y además de donativos a organizaciones de Humboldt Park, Riot Fest ha sido miembro activo del Concilio Asesor de Humboldt Park, HPAC (siglas en inglés). Unos $15,000 de lo donado al HPAC se ha usado para subsidiar a varios grupos de ligas pequeñas que juegan en el parque.

Sin embargo, algunos vecinos del área sienten que el dinero lleva cuerdas atadas. Es por eso que el Comité de Acción Hispana de Chicago recién hizo una declaración pidiendo a organizaciones que tomaron donativos de Riot Fest regresar el dinero ya que considera que regresar los donativos es una “restauración a la dignidad de la comunidad en conjunto”.

Así que al anunciar Riot Fest que donaría $30,000 para arreglar la Playa del Parque Humboldt, la oposición pronto rechazó la oferta.

“Podría percibirse como que tratan de comprar acceso al parque”, dijo Billups. Al preguntarle qué alternativas podrían tomarse en vez de un donativo de Riot Fest, Billups dijo que la oposición trabajaba en otras opciones, pero no señaló cuáles eran.

Mientras, Jackie Báez, ex organizadora del Festival y Comité Puertorriqueño, sintió que aunque pudiesen hacerse mejoras a la huella dejada por Riot Fest el año pasado, el festival debería haberse quedado en Humboldt Park.
“Yo diría que 30 por ciento de la comunidad puertorriqueña se opone a Riot Fest, mientras que 70 por ciento dice que está bien. Les preocupan los daños, pero no se oponen a que haya Riot Fest”, dijo Báez.

Ella hizo esfuerzos por comunicarse con simpatizantes de Riot Fest para extender una invitación a grupos de la oposición y agrega que los simpatizantes hicieron el esfuerzo mientras la oposición falló en responder y aceptar su invitación.

Ahora con un sitio seguro, Riot Fest este año está programado del 11 al 13 de septiembre. La programación del festival se emitirá la próxima semana.

Reportaje adicional de Alex V. Hernández

Facebook Comments

This post is also available in: Inglés

Recent Posts