Restaurando la libertad en el boom del tráfico humano

Una oficial latina de Pilsen ayuda a crear conciencia y educar

Cover-Lourdes-Nieto-Officer
La oficial de Policía de Chicago y madre soltera Lourdes Nieto se dedica a crear consciencia del tráfico humano en Chicago. Fotos cortesía por Lourdes Nieto

[dropcap]N[/dropcap]o hay necesidad de ver hoy día a un súper héroe en la pantalla grande, aunque en este caso, uno puede verlo allí también. La oficial de Policía de Chicago, Lourdes Nieto, ha aparecido en los programas de TV “Chicago PD” y “Chicago Fire” y ha participado como extra en la pantalla grande en “Divergent”. Madre soltera, ella ha formado parte del campo de la aplicación de la ley por una década, y mitad de ese tiempo se ha dedicado a traer conciencia del tráfico humano a su comunidad en el barrio Pilsen de Chicago, y a sus colegas del departamento.

Uno de los abrumadores hechos del tráfico sexual son que la edad promedio de entrada al tráfico sexual es los 12 años. El tráfico humano golpea hoy también a la comunidad LGBT, en especial cuando padres botan a sus hijos al decidir abrirse. Afecta a toda raza, religión y clase socioeconómica. No importa si una persona joven vive en casa o en las calles, es vulnerable. Eso no discrimina. La prensa, la cultura familiar e incluso la familia también juegan una gran parte en el tráfico humano. La clave es la educación, y eso es a lo que la oficial Nietos dedica la mayor parte de su tiempo libre.

Sorpresivamente, a Nieto no se le proporcionó adiestramiento en tráfico humano en su inicio en la fuerza. Los últimos años ha sido agregado al adiestramiento de un nuevo oficial, pero sólo por una hora. “Es importante que oficiales sepan qué buscar”, dijo Nieto en una entrevista reciente, luego de una de sus tres sesiones informativas gratis en la Biblioteca Rudy Lozano de Chicago. “A las víctimas las adiestran a mentir, y negar ser víctimas. Las enseñan a amar y confiar en la persona (que las trafica)”, añadió ella. “La aplicación de la ley debe tener paciencia y recordar que muchas veces es un chico que ha pasado por mucho”, dijo Nieto. “Hay veces que un oficial puede ser llamado a lo que parece ser una disputa doméstica y es en realidad una situación de tráfico. Oficiales deben saber qué buscar y hacer preguntas como ‘¿Puedes irte?’. Si no puede, eso es un fuerte indicador”.

Las víctimas usualmente no tendrán identificación o pasaporte con ellas, lo que es una forma de control de los proxenetas y les evita que huyan. Además, la gente, hombres y mujeres, son traídos a este país con la promesa de empleo y buena paga. Lo que hallan es esclavitud. Podría ser una persona que trabaja limpiando cuartos de hotel, o cocinando en un restaurante. Cualquiera que sea el caso, si una persona no puede irse por voluntad propia, y obligada a trabajar horas interminables por una paga injusta, eso se considera tráfico humano.

Hay también la idea errónea por parte de una  persona promedio que puede ver a una chica en la calle y pensar, “Son chicas fáciles, quieren estar allí”. De una u otra forma, circunstancias en la vida las han llevado allí y pueden o no saber cómo salirse. “Algunas víctimas”, dice Nieto, “temen a la aplicación de la ley e incluso pelearán contra eso. Han venido a este país de otros lugares donde quizá su gobierno es corrupto y en verdad es difícil para ellas confiar en alguien”.

Pandillas de barrio han empezado a traficar chicos de escuela media o secundaria. El dinero de prostitución se usa para comprar armas y drogas. Cuando padres e hijos no llevan una relación sana, proxenetas y pandillas ven eso y lo usan para manipularlos y atraerlos. La comunicación social es uno de los sitios donde proxenetas buscan y hallan más víctimas, por pistas que ellos dejan. “En 2005, el FBI designó a Chicago uno de los 13 sitios de ‘Alta Densidad de Prostitución Infantil’”, según www.trafficfree.org.

Nieto trabaja por hallar  formas de proveer más formación para cualquier persona que esté interesado, incluidas secundarias que desean incluir tal adiestramiento como parte de su agenda. Los alumnos deben conocer las señales, y ser capaces de reportar al ver a sus amigos en problemas. Actualmente, esto no es parte de la agenda en las Escuelas Públicas de Chicago.

Anita Álvarez, procuradora del Estado de Illinois, ha formado una fuerza de trabajo, incluidos el FBI, servicios sociales, el Departamento de Policía de Chicago, el Ejército de Salvación y otros para combatir el creciente problema del tráfico humano y “proxenetas juveniles”. Su oficina recién dio vigor a una nueva legislación, el Acta Niños Seguros en Illinois, que específicamente protege los derechos de víctimas menores de 18 años. Además, toma el dinero de “Johns” o de quienes solicitan prostitutas y lo restituye a víctimas por servicios de restauración como consejería y educación. Muchas víctimas sufren desorden por estrés postraumático y necesitan consejería intensiva antes de reintegrarse a la sociedad.

Afortunadamente, hay algunas organizaciones en Illinois y el resto del país que trabajan por crear conciencia y ayudar a víctimas. Una de las agencias con las que Lourdes trabaja de cerca es el Centro Dream de Chicago. El programa incluye vivir en una granja en un área remota donde víctimas reciben desintoxicación, consejería y las preparan a entrar a su siguiente fase de recuperación – en un centro del barrio Humboldt Park en Chicago.

Pero el hecho es que, “Hay más víctimas que lugares a dónde ir”, dijo Nieto. Ella urge a usted a reportar cualquier actividad sospechosa.

¿Cómo puedes ayudar ?

Libre de Tráfico
www.traffickfree.org

Alto, Iniciativa Contra el Tráfico Humano
www.sa-stopit.org

Ejército de Salvación
www.salvationarmy.org/ihq/antitrafficking

Centro Sueño de Chicago
Vida Nueva para Mujeres
www.chicagodreamcenter.org

Camioneros Contra el Tráfico
www.truckersagainsttrafficking.org

Facebook Comments

This post is also available in: Inglés