Platillos latinos tradicionales de Pascua

La Semana Santa va del Domingo de Ramos al Domingo de Pascua y se considera tiempo de reflexión y renovación entre cristianos. Es marcada por celebraciones y ceremonias religiosas vastas y variadas como su lugar de origen. En Chicago, tradiciones de barrio se funden con costumbres latinas permitiendo nuevos rituales como la búsqueda de huevos de Pascua usando cascarones. La misma fórmula se aplica a tradiciones culinarias, que aparecen en arreglos vastos que hacen agua la boca con énfasis en vegetales o pescado.
Por ejemplo, no es inusual que en una casa latina, en especial durante la Semana Santa, hallar tortas de atún o una pierna de ternera con achiote horneada, tortillas y tinga. Calabacitas frescas asadas con jitomate, ajo, elote y cebolla, cubiertas con queso Chihuahua o queso fresco en cubos. Las enchiladas se rellenan con mariscos, mientras camarón y papas se mezclan y se sirven como frituras. Hay también una olla de sopa picosa en la estufa lista para una cuchara y limón exprimido. Para aquéllos con diente dulce hay arroz con leche, flan, empanadas y la pesadilla de quienes cuidan los carbohidratos, capirotada.
Algunos platillos tradicionales han visto transformación moderna, en especial buscando alternativas más saludables. Agradezcamos que muchos platillos conserven su forma nativa. No se puede negar el placer de mordisquear una tortita de camarón dorada, o enrollar el tenedor (o la lengua) en queso derretido de una quesadilla. Uno hallará todo tipo de salsas nuevas mezcladas con fruta inimaginable, tanto como adiciones no latinas como Sriracha de Tailandia encima de un huachinango horneado o aceite chino para chili dando sabor a una sopa de mariscos. Fusiones de comida global son parte deliciosa de la jornada urbana.
He aquí una receta tradicional de nuestro platillo favorito servido durante la Semana Santa y Pascua.

Asegúrese de compartir con nosotros su receta favorita de Pascua y la puede ingresar en www.extranews.net

Receta de Norma Zaragoza de Birriería Zaragoza
Ingredientes:
6 tortillas de maíz
6 bolillos en rebanadas
3/4 de taza de cacahuate tostado sin sal
4 trozos de piloncillo
3/4 de taza de pasitas
1 1/2 tazas de queso Cotija en cubos
1 varita de canela mexicana
Semillas de vainilla
1/2 tomate
1 1/2 cucharadas de gragea multicolor (dulce para adornar pasteles)
Aceite para freír

Precaliente el horno a 350º F. hierva el piloncillo, canela, vainilla y tomate en 4 tazas de agua hasta que se forme un jarabe. Cuélelo. Caliente el aceite y fría las tortillas. Coloque sobre servilletas para remover exceso de aceite. Fría el bolillo por ambos lados. Coloque sobre servilletas para remover exceso de aceite. Corte y esparza la tortilla en una charola rectangular para hornear; agregue l bolillo. Cubra con cacahuates, pasitas y queso. Repita la capa de tortilla y bolillo. Agregue el jarabe. Cocine a baño María hasta que el pan se ablande. Esparza la gragea multicolor (dulce mexicano para hornear.)

Facebook Comments

This post is also available in: Inglés

Recent Posts