Película del Día de Dar Gracias: “Aviones, Trenes y Automóviles”

Planes,-Trains-and-Automobiles_web
Steve Martin (izq.) y John Candy en en la película Aviones, Trenes y Automóviles. Foto cortesía de © 1987 Paramount Pictures

La persona promedio puede abrumarse con estrés durante las festividades. Piense en eso. Ver a familiares distantes, crear un menú para las necesidades de todos y comprar regalos pueden ser generadores primarios para hacer a cualquiera temblar en esta época. Pero, ¿qué tal si usted viaja a casa y todo lo que pudiese ir mal, va mal? Esta situación de la Ley de Murphy es la base de la comedia “Aviones, Trenes y Automóviles” de John Hughes de 1987.

Steve Martin da vida a Neal Page, un ‘yuppie’ que busca viajar de Nueva York a casa en Chicago para el Día de Dar Gracias. Page trata duro de llegar a casa a tiempo pero en tanto, el viaje fracasa. Su taxi es robado por Dell Griffith (John Candy), su avión es enviado a Wichita, Kan. a causa de la nieve y las cosas no parecen ir bien cuando él trata de alojarse en un hotel, todo junto a Griffith para el viaje.

Ya con esa sinopsis, algunos pueden pensar que es una película estresante para verla. Pero créanme, yo no escogería una película que aumente el nivel de estrés de alguien. Ésta es una película que usted puede ver luego de un largo día preparándose para las festividades y sólo reír. Martin da vida al hombre recto junto al excéntrico Griffith de Candy y ambos interactúan increíblemente bien. Al empeorar la situación de Page, uno empieza a sentir por el tipo ya que Martin muestra mucha profundidad en el personaje y no es sólo el férreo comerciante estereotípico. Candy ha sido siempre un comediante no bien valorado y cuando él pudo haber dado longitudes de lápiz labial al personaje, él conserva algunas reservas y muestra compasión real.

Facebook Comments

This post is also available in: Inglés

Recent Posts