Latinos y minorías blanco del esquema pirámide Herbalife

Cover_Herbalife_web
Emma Lozano de Centro Sin Fronteras describe cómo la compañía ha defraudado a muchos en la comunidad latina.

¿Cuál es el truco?

[dropcap]E[/dropcap]n Otoño 2008, Miguel Calderón de 68, vecino de Waukegan se inscribió en Herbalife debido a la persuasión táctica de un amigo involucrado en el negocio.

“Él me habló bonito del negocio y las ganancias y por la forma en que hablaba, uno piensa en la situación creyendo que de verdad puede vender”, dijo Calderón.
Calderón estaba desempleado y recién había sufrido una operación cardíaca y sintió que ésta era una forma fácil en que él tendría ingresos. Sin embargo, nunca esperó perder una cantidad tan extrema de dinero.

“Te dicen cómo sucederá todo en un alto nivel y uno se entusiasma. Lo primero que debes hacer es sacar dinero, y es así cómo uno cae, digamos en la trampa y en verdad que uno no puede salir”, dijo Calderón. “Yo perdí unos $22,000”.

“Supe que era una trampa cuando todos nosotros, mis tres amigos y yo que vendíamos el producto, teníamos una pequeña bodega llena y el producto no se vendía como nos dijeron”, dijo Calderón.

Calderón estuvo en el riesgoso negocio Herbalife cerca de un año, 2008-09, se frustró con la situación y decidió buscar consejo de Julie Contreras, presidenta del Capítulo Waukegan de la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (LULKAC, por sus siglas en inglés).

Contreras ayudó a Calderón a llenar una queja oficial por fraude contra Herbalife al consumidor con la oficina de Procuradora de Illinois, Lisa Madigan, en diciembre de 2013, que aún está en proceso. EXTRA intentó contactar con la oficina de Madigan, pero nunca recibió una respuesta oficial.

Seis individuos, Calderón incluido, han elevado quejas oficiales mediante LULAC en la Procuraduría General de Illinois, reclamando pérdidas de entre $10,000 y $30,000. Otros siete demandantes trabajan con LULAC para reunir el papeleo necesario para elevar una queja, incluidos contratos de membresía, solicitudes de distribución y récords financieros.

“Herbalife llega como un ladrón nocturno con una falsa promesa, un sentido falso de seguridad”, dijo Contreras.

En octubre 2013, LULAC Nacional envió una carta a Herbalife y sus distribuidores independientes detallando preocupaciones de la organización, incluido lo que Herbalife llama “reporte de ingreso promedio de distribuidores de Herbalife y un alto a historias aparentes de alta propensión al éxito de ‘pobres a ricos’”. Contreras señala que no ha habido respuesta oficial de Herbalife.

Según la Declaración de Compensación Bruta Promedio de Herbalife 2012, 88 por ciento de distribuidores de Herbalife no recibieron pago de Herbalife, significando que los distribuidores dependen únicamente de vender los productos que compraron.

En diciembre 2013, LULAC de Waukegan se asoció con otros grupos hispanos, incluidos la Cara Hispana de Comercio, el Concilio Comunitario de La Villita y Centro Sin Fronteras, pidiendo a Madigan abrir una investigación formal de Herbalife como “esquema pirámide que injustamente hace blanco de hispanos”.

“Esquemas pirámide como Herbalife tienen prácticas engañosas y quitan a negociantes minoristas inexpertos sus limitados recursos financieros ganados, con esfuerzo”, dijo Omar Duque, CEO de la Cámara Hispana de Comercio de Illinois.

“Herbalife recluta activamente y engaña a latinos mediante un falso esquema para hacerse rico rápido lo que deja a tales individuos sin ingresos luego de invertir cientos y miles de dólares”, dijo Contreras.

“Hay conformidad [en el negocio]. Como hispanos nos gusta ver trabajo, movernos en cualquier forma posible, pero en algunos casos elegimos un camino que no es real o perfecto, y es como cometemos errores en esta situación”, dijo Calderón.

Según una junta de Capital de Venta Barclays y Conferencia de Restaurantes llevada a cabo en abril 2012, Herbalife no tiene la capacidad de penetrar mercados específicos y hace blanco de demografías específicas.

En el evento Barclays, Ibi Fleming, SVP y director de manejo de Herbalife Norteamérica, describe un programa llamado “Geoscape” y cómo podría beneficiar a un distribuidor que busca reubicarse en el mercado de Miami, Fla. “Nos dice lo que es la población latina, más bien comprende cubanos, mexicanos y puertorriqueños, y cómo la dividen los distribuidores”.

En un reporte de 2010, Des Walsh, presidente de Herbalife dijo a los distribuidores que durante el segundo trimestre las ganancias en el llamado mercado hispano “representaron 65 por ciento de las ventas netas y puntos volumen en EE.UU.”.

En 2005, el mercado hispano representó apenas 35 por ciento del comercio de Herbalife. Walsh atribuyó el crecimiento al modelo “Club Nutrición” desarrollado en México y difundido pronto en EE.UU. a través de la comunidad latina.

Las organizaciones locales que exigen una investigación reclaman que la expansión en la comunidad hispana está llena de abuso y explotación.

“[Herbalife] debe tratar a la humanidad con mucha frecuencia para tenerlos en el negocio, ya que la gente siempre tendrá pérdidas. Ya que no tienen voluntad de hacer dinero, como ellos lo mencionan”, dijo Calderón.

Las organizaciones iniciaron un número sin costo, 855-701-5437, al que residentes de Illinois pueden llamar para compartir experiencias con Herbalife.
“Planeamos estar en DC en febrero para llamar la atención del Congreso y el Senado. Este fraude está ocurriendo en nuestro país y debe ponérsele un alto por el bien de nuestras comunidades”, dijo Contreras.

La semana pasada, el New York Times reportó que el Sen. Edward J. Markey de Massachusetts pidió a la Comisión de Seguridades y Comercio y a la Comisión de Comercio Federal investigar a Herbalife.

EXTRA intentó varias veces contactar a representantes de Herbalife, pero no respondieron a las llamadas telefónicas.

Facebook Comments

This post is also available in: Inglés

Comments are closed.