La Casa abre sus puertas a futuros alumnos de colegio

TRP1-Lyndsi Barboza

Un proyecto de 10 años y futuro importante sitio comunitario en educación superior desarrollado por el Proyecto Resurrección (TRP, por sus siglas en inglés) abrió oficialmente sus puertas en Pilsen el jueves pasado.

La Casa, nuevo complejo de vivienda estudiantil con base en la comunidad abrió sus puertas con una ceremonia de corte de listón, develando La Casa a la comunidad como iniciativa para promover un grado colegial como requisito y no como opción. El CEO de TRP Raúl Raymundo, el Gob. Pat Quinn, los Reps. Estatales Edward Acevedo y Tony Muñoz y el Concejal Danny Solís estuvieron entre los oradores en una celebración que reconoció a La Casa y su misión.

El proyecto de $12.2 millones se hizo posible en gran parte gracias a una concesión de $8.4 millones del Estado de Illinois.

“En años recientes, el Gob. Quinn dijo, “el Estado de Illinois ha estado haciendo una serie de inversiones educativas en comunidades latinas. Nuestra inversión en La Casa es una continuación e tal esfuerzo para asegurar que la juventud de nuestra comunidad triunfe y sea integrada al tejido de nuestra sociedad”.

Junto con el Centro de Recursos adyacente, La Casa proveerá a sus alumnos apoyo académico, incluidos programas de mentores e interinato, guía vocacional, tutoría, laboratorio computacional y cinco consejeros residentes. La meta es asegurar que todo residente complete su bachillerato.

“La Casa es el primer dormitorio colegial en el mundo con base en la comunidad designado a aumentar la probabilidad de éxito colegial proveyendo  oportunidades de vivienda asequible, interinato y mentores, y multitud de servicios de apoyo a alumnos”, explicó Raymundo. “La Casa está aquí para complementar la obra que universidades logran supliendo las necesidades de estudiantes en nuestras comunidades”.

Para ayudar a TRP a lograr su reto de concesión para La Casa, por favor visite

http://www.resurrectionproject.org.

Facebook Comments

This post is also available in: Inglés