Fans de Osos, no se cubran aún la cabeza con bolsas de papel

Bears[dropcap]H[/dropcap]e aquí algo no oído muy a menudo: Los Osos ganaron en casa. Así es. En la 11ª semana de la temporada de la NFL, los Osos por fin lograron su primer triunfo en el Estadio del Soldado venciendo a Vikingos de Minnesota por 21-13. Desde el 9 de diciembre de 2013 los Osos no habían salido victoriosos en casa. Es también el primer triunfo de Jay Cutler en casa desde el 10 de octubre de 2010. Hasta el domingo los fans de Osos se preguntaban si la maldición de la Cabra estaba afectando también a los Osos.

“Fue enorme. Lo necesitábamos. Ya era hora de tener confianza y regresar al rumbo correcto”, dijo Jared Allen.

Todo pudo parecer débil primero ya que la patada falsa de Vikingos de 48 yardas eventualmente llevó al pase de anotación de Teddy Bridgewater a Rhett Ellison y ventaja de Vikingos por 10-0 en el primer cuarto. Fue hasta que Cutler recibió castigo por conducta antideportiva que regresó 15 yardas a los Osos y e intento fallido de gol de campo de Robbie Gould.

Sin embargo, la defensiva de Osos contuvo a la ofensiva de Vikingos para sólo dos conversiones de 11 intentos en tercera oportunidad y atrapó a atrás a Bridgewater dos veces. La defensiva fue capaz de presionar a Bridgewater y causar bajas conversiones en tercera oportunidad.

“Nuestros chicos sufrieron mucha adversidad temprano en el partido”, señaló el entrenador de Osos Marc Trestman. Hubo castigos en ambos lados y la patada falsa nos puso abajo 10-0. Nuestra defensiva jugó en verdad bien y se sobrepusieron a errores, evitando que los Vikingos anotasen”.

A pesar de que Cutler sufriera dos intercepciones, acabó el día completando 31 de 43 pases para 330 yardas y tres anotaciones, incluido un pase de anotación de 44 yardas a Brandon Marshall en el segundo cuarto. Matt Forte corrió el balón 26 veces para 117 yardas y atrapó seis pases para 58 yardas.

“[Cutler] se deshacía pronto del balón. Se aseguraron que el balón no estuviese en sus manos. Jugaron [bien] y pelearon duro todo el tiempo”, dijo Everson Griffen, profundo de Vikingos.

Los Osos regresan al Estadio del Soldado el fin de semana para recibir a los Bucaneros de Tampa Bay. Hallarán caras familiares como el ex entrenador Lovie Smith y el mariscal de campo sustituto Josh McCown. A pesar de que Bucaneros ganó a Washington 27-7, Tampa Bay está 2-8. Los Osos pueden ser favoritos para ganar, en especial si las condiciones son similares a las del último partido.

Aunque llamar a éste un gran regreso puede ser exagerado, podría proveer un poco de tranquilidad a los fans de Osos.

Facebook Comments

This post is also available in: Inglés