¿Enfrenta encarcelamiento el Padre Landaverde?

Priest
En el aniversario de la histórica marcha masiva en Chicago, 10 de marzo, cientos de personas se reunieron en el Parque Unión para marchar contra las deportaciones a la primera Audiencia del Senado tocante a la nueva Legislación pro Reforma Migratoria Comprensiva. Fueron arrestados 11, uno de ellos el Padre Landaverde.

“Marcharemos por Ogden y luego por Randolph hasta el Edificio Federal”, dijo la pastora Emma Lozano de la Iglesia Metodista Unida de Lincoln. Al llegar al Edificio Federal dieron una conferencia de prensa, que marcó el inicio de una campaña de 90 días para presionar al Presidente Obama a detener las deportaciones y extender el aplazamiento del DACA a padres de los soñadores.

“Hemos recorrido largo trecho desde las primeras marchas – pero aún separan a familias y niños aún son dejados atrás”, decía un volante en el evento.
El Padre Landaverde condujo a su gente. La marcha fue escoltada por cuatro autos municipales al frente y dos atrás. Cientos de marchistas cubrieron dos bloques de Randolph al caminar juntos.

“[Estoy aquí hoy] porque quieren deportar a mi esposo. Mi hija murió hace cinco años, era enfermera del ejército. Mi hijo no puede ir al colegio ya que debe ser el hombre de la casa. Mi esposo no puede laborar. Si lo deportan, voy a exhumar el cuerpo de mi hija y llevarla a México”, dijo Olivia Segura.

“¡Obama escucha! ¡Obama escucha! ¡Obama escucha!”, gritaba el Padre José S. Landaverde en la marcha para que los marchistas oyeran. Un día el luchaba por todos y al siguiente, 11 de marzo, peleaba y pedía a la comunidad pelear por él. El Padre Landaverde está en riesgo de pasar seis meses en la cárcel por supuestamente protestar en la primera Audiencia del Senado a favor de las familias que enfrentan deportación.

“Yo cabildeaba con Janet Napolitano para detener la deportación de familias y fui arrestado por irrumpir en el Senado”, explicó el Padre Landaverde. “El 19 de marzo no sabemos qué sucederá. Es muy triste”.

El próximo día en corte del Padre Landaverde está programado el 19 de marzo. Si es hallado culpable enfrentará seis meses de cárcel y otros seis meses de probatoria. Durante su probatoria él no podrá cabildear en el Congreso.

“No es justo. Pedimos que los cargos sean retirados”, acotó Rosa Flores, quien fue parte de la marcha contra deportaciones. “Él pelea por todos los inmigrantes”, añadió ella. “Si lo arrestan, haremos un plantón en Washington”.

¿Qué pasará con todos los casos?, ¿y nuestra gente?”, preguntó Paula Muñoz, quien apoya a Landaverde.

“Participemos en la oración para que no sea arrestado”, pidió Félix Quirón, de la Iglesia Nuestra Señora de Guadalupe. “Por favor, pido de corazón que no lo detengan”.

“Él ha peleado mucho por todas las familias que han suido separadas”, afirmó Melva Enríquez, simpatizante de Landaverde. “Él es el único apoyo [que tenemos], es pilar de esta iglesia”.

“Agradezco a la comunidad todo el apoyo. Espero no ser arrestado y seguir la pelea”, dijo Landaverde.

Misión Católica Anglicana Nuestra Señora de Guadalupe, Comité de Defensa del Barrio, Centro Sin Fronteras y Familias Unidas apoyan al Padre Landaverde. “La comunidad de Chicago lo extrañará mucho; en especial quienes han esperado trasplantes de hígado y hombres, mujeres y niños que han enfrentado deportación. Es importante que el Padre Landaverde siga libre para el bien de todos cuyas vidas toca él tan profundo en nombre de Dios”, escribieron en un comunicado de prensa.

Facebook Comments

This post is also available in: Inglés

Recent Posts