‘El Pasado Nunca Se Termina’, primera ópera de mariachi en el mundo

EL_PASADO_preview_LYR150313b_015_cTodd_Rosenberg
“El Pasado Nunca se Termina” en el Civic Opera House. Foto cortesia de Todd Rosenberg.

[dropcap]E[/dropcap]l mariachi es alma y corazón de México. Al pensar en mariachi, se imaginan fiestas en familia, risa al calor del tequila y el sonido de una nota alta de violín que crea una emoción gozosa que alegra el corazón. Para algunos, es una tradición con la cual no debe relajearse… a menos, por supuesto, que se haga en forma respetuosa. Eso es exactamente lo que José “Pepe” Martínez y su colaborador Leonard Foglia hicieron al decidir mezclar dos géneros con amplio seguimiento para crear el primer Mariachi de Ópera del mundo.

Foglia y Martínez, que ejecutaron “Cruzar la Cara de la Luna” en la Casa Ópera Cívica de Chicago en 2013, regresan con una nueva historia que contar, “El Pasado Nunca Se Termina”. Esta vez la historia se enfoca en la víspera de la Revolución Mexicana en 1910. Es la historia de dos familias que hallan trenzadas sus vidas de tal forma que impactarán a generaciones futuras. Al reparto del programa se unió el célebre Mariachi Vargas de Tecalitlán de 13 miembros, para el estreno mundial de “El Pasado Nunca Se Termina” en la Casa Ópera Cívica en Chicago el pasado 29 de marzo.

Vanessa Cerdo Alonzo, quien da vida a Juana, dijo entender por qué la gente se confundiría al oír el término ópera mariachi. “La gente no pensaría que es una gran fusión, pero de verdad lo es. La fusión es bella ya que relata historias con canciones. El mariachi es muy apasionado y lleno de color y así es la ópera”, dijo ella.

Alonzo fue parte de M.E.C.C.A., Educación y Consejería Multicultural mediante las Artes y fue en esa organización que ella empezó a cultivar su amor por la música. Ella fue recomendada a la Gran Ópera de Houston y ha tocado mariachi ya por 19 años. “Estoy muy contenta ya que esa organización me abrió las puertas”, dijo ella.

Haber viajado por todo el mundo para presentarse, Alonzo señaló que mucho de la recepción es similar, pero una de las experiencias más memorables fue en París. “El público era muy diverso. Iban tras bambalinas luego de la función y decían, ‘La historia que relataron es mi historia’ y esos aplausos eran por seis a 10 minutos y eso era bonito”.

Luis Ledesma da vida a Agustino Almada, hombre rico que viaja a México de España con su esposa francesa Isabel. “Su esposa es de las mujeres de la clase alta europea que ve a México muy feo. Mi personaje está muy enfocado en su orgullo. A él le enorgullece también el hecho de tener la capacidad de cuidar de su familia”.
Aunque la historia se desarrolla durante la Revolución Mexicana, se dice que los temas resuenan con público contemporáneo relata también la historia del pobre siendo abusado por el rico.

Ledesma tiene un pasado extenso como cantante internacional establecido y ha actuado en sitios famosos como el Madison Square Garden y el Hollywood Bowl. Sin embargo, a él le emociona actuar junto al Mariachi Vargas de Tecalitlán. “Cuando me dijeron que yo iba a actuar con ellos, como que me dio histeria. Ellos han dado funciones tan fuertes que uno al oírlos siente que el corazón está a punto de explotar”, dijo él.

Alonzo dijo si hay algo que el público se llevó al final de la histórica actuación, es la esperanza de nunca olvidar quiénes son. “Revisen su pasado, su historia. Creo que es importante siempre saber quién es uno y de dónde viene”.

La función debut está actualmente de gira por la nación, siendo la próxima actuación de “El Pasado Nunca Se Termina” el 25 de abril en el Teatro Cívico de San Diego en California.

Facebook Comments

This post is also available in: Inglés