El Hospital de la Universidad de Chicago apoya nuevo fondo de trasplantes para personas sin seguro médico

GOF_From-Washington-Park---Tom-Rossiter_Courtesy-Illinois-Transplant-Fund
Washington Park, Tom Rossiter. Courtesy Illinois Transplant Fund

[dropcap]L[/dropcap]os Hospitales de la Universidad de Chicago se han convertido en el primer centro de trasplantes en contribuir al Fondo de Trasplantes de Illinois (ITF, por sus siglas en inglés), una nueva organización sin fines de lucro la cual provee apoyo financiero para trasplantes de órganos a residentes sin cobertura médica del Norte y Centro de Illinois y del Noroeste de Indiana. La primera donación de este centro médico es de $100,000, seguida de contribuciones adicionales de hasta $400,000 total en los próximos tres años.

A pesar de las mejoras a raíz de la implementación de la Ley Del Cuidado de Salud a Bajo Costo (Affordable Care Act), 11.9% de la población estadounidense permanece sin seguro médico. En Illinois, entre las personas sin seguro se incluye un número desproporcionado de hispanos quienes trabajan y contribuyen a la economía local, pero no pueden pagar los gastos de su cobertura médica para cubrir un trasplante de órgano, los medicamentos inmunosupresores y el tratamiento de seguimiento. En el estado hay aproximadamente 500,000 personas indocumentadas sin acceso a programas públicos de seguros médicos, a quienes, al no tener seguro médico, se les niega el acceso a trasplantes de órganos.

La contribución inicial del Hospital la Universidad de Chicago al ITF es un llamado de acción para que otras instituciones académicas, negocios y miembros de la comunidad se unan a contribuir a este fondo de trasplantes.

“Estamos muy emocionados de hacer realidad este programa. Este nos permitirá realizar trasplantes en estos pacientes de manera segura y proveer el cuidado y medicamentos que necesitarán a largo plazo”, comentó la doctora Yolanda Becker, profesora de cirugía y directora del programa de trasplantes de riñón y páncreas de la Universidad de Chicago. “Esto no se trata solamente de la Universidad de Chicago – recomendamos a todos nuestros socios a través del estado que apoyen a esta población que lo merece”.

Los primeros trasplantes de órganos se realizaron en la Universidad de Chicago: en 1904, el doctor Alexis Carrel de esta universidad llevó a cabo el primer trasplante de órgano en un animal, el cual contribuyó a que después ganara el Premio Nóbel en 1912. Otros esfuerzos de este pionero en el campo de trasplantes incluyen el primer trasplante de hígado exitoso en el mundo de un donante vivo a un beneficiario, el primer trasplante de corazón-hígado-riñón exitoso en el mundo y los primeros trasplantes de hígado segmentado y trasplante de hígado “dividido” en los Estados Unidos.

En 2015 la Universidad de Chicago intensificó sus esfuerzos hacia la comunidad latina de trasplantes, al incluir especialistas de trasplantes de habla hispana en su personal de admisiones y de asuntos comunitarios, e incluyendo sesiones educativas exclusivamente en español como parte de su programa obligatorio para candidatos a trasplantes de riñón.

Los hispanos conforman más del 30% de los norteamericanos sin seguro médico. Sin embargo, la taza de autorización para la donación de órganos en esta comunidad excede la de familias anglosajonas y afro-norteamericanas. A raíz de que los indocumentados obtuvieron acceso a licencias temporales de conducir en Illinois, en el 2014 se reportó un aumento del 300%  en el número de hispanos donantes inscritos en el registro del estado.

No obstante, la continua falta de acceso para recibir trasplantes puede llevar a que disminuya la participación de este importante segmento de la población, dañando tanto a los que esperan por un trasplante como a la comunidad de trasplantes en su totalidad.

El ITF provee asistencia financiera para trasplantes de órganos en forma de apoyo con la prima de seguro a pacientes que califiquen y necesiten ayuda financiera. El ITF ha establecido el Programa de Prima de Seguro para Trasplantes (TIPP – por sus siglas en inglés) que sirve como “último recurso” para asistencia financiera y que hace posible que pacientes elegibles obtengan cobertura de seguro médico hasta por 36 meses.

“Estamos agradecidos con el Hospital de la Universidad de Chicago por tomar este paso importante para mejorar la salud de la comunidad”, expresó la doctora Beverley L. Ketel, Presidenta de la junta directiva del ITF y graduada del Hospital de la Universidad de Chicago. “Este programa ofrece esperanza a aquellas personas que están en diálisis, un tratamiento costoso. Un trasplante de riñón suele ser la mejor manera de ayudarlos a retomar su vida”. Solicitantes del TIPP deberán primero ser aceptados en la lista de espera de trasplantes de órganos en un centro de trasplantes en Illinois. El solicitante debe haber vivido en el Centro o Norte de Illinois, o en el Noroeste de Indiana por un mínimo de tres años y demostrar necesidad económica al tener un ingreso menor al 200% del nivel de pobreza federal. Los solicitantes no pueden ser elegibles para ninguna otra ayuda de subsidio médico o programa de seguro federal, y deberán demostrar continua elegibilidad anualmente.

Al ITF le fue concedida la exención de impuestos 501(c)(3) el 26 de junio de 2015. La junta directiva inicial está compuesta de médicos, defensores de la salud y líderes de negocios y de la comunidad local hispana.

Facebook Comments

This post is also available in: Inglés