“El Espíritu de Cuba” está vivo en el nuevo lugar de El Cubanito

Spirit-of-Cuba11-web
Laritza Aeleaga y Alberto Ramos

[dropcap]R[/dropcap]esidentes de Logan Square podrían estar ya familiarizados con el sabor de El Cubanito. El pequeño restaurante en la esquina de Wrightwood y Pulaski no sólo es conocido por sus sabrosos emparedados cubanos y empanadas, sino que es difícil no notar su apariencia. Los últimos años, El Cubanito ocupó un reducido espacio de concreto para unas cuatro personas y una vez tuvo dibujada a una mujer subida de tono al frente.

Sin embargo, el dueñoAlberto Ramos, recientemente rehabilitó El Cubanito de un agujero de emparedados en la pared a un restaurante completo. El nuevo espacio (junto al viejo sitio), está lleno de muebles estilo cubano, TVs múltiples de pantalla plana y una rockola con música tradicional cubana – todo eso hace al visitante sentirse en el país natal del dueño.

Spirit-of-Cuba4_web
El Cubanito. 2555 N. Pulaski Rd.

“La visión era tratar de simular Cuba”, dijo Ramos al hablar del nuevo lugar de El Cubanito. “Todos los muebles son hechos al gusto”, señaló Ramos del mueble estilo taburete que cubre el área para sentarse. Unas 20 mesas de caoba acompañadas de sillas rústicas con cuero de vaca permiten a la clientela de El Cubanito sentarse y relajarse para comer. “Es piel de verdad”, dijo el cordial Ramos mientras golpeaba el respaldo de una silla. “Todas las sillas la tienen”.

No es secreto que Ramos está orgulloso del nuevo sitio. “Queremos que la gente entre y sienta el espíritu de Cuba”, dijo Ramos. El mostrador registradora parece incluso el frente de un Chevrolet Bel Air de los 50s. “Cuando la gente piensa en Cuba, piensa en autos viejos”.

Ramos incluso tuvo cuidado de los colores que lucirá el nuevo sitio. Los tibios naranjas y rojos que hacen de El Cubanito sentirse en casa están lejos de los ladrillos en blanco estéril que tenía el antiguo lugar. “Esos son los colores del apetito”, dijo Ramos, pero admite también una inspiración comercial. “Uno va a McDonald’s o Burger King y esos son los colores que usan”.

Aunque a Ramos le emociona en crecimiento de El Cubanito, a su esposa y copropietaria Laritza Aelega le entusiasma la siguiente etapa del restaurante y lo reflejó en sus pequeños inicios. “En Cuba, él era ingeniero y yo maestra”, dijo Aeleaga. Antes de emigrar a EEUU en 2003, la pareja vivía en Matanzas, Cuba, donde ella dice, sólo podían soñar en tener un negocio propio. “Allá, ese tipo de cosas es imposible”.

Ramos dijo que el éxito de El Cubanito es gracias a su base de clientela leal. “Tenemos una gran clientela. Tenemos una clientela fiel”, presume Ramos. Aeleaga dice que es la clave de su negocio. “Nuestra clientela creció con amor y gozo”, dijo ella.

EXTRA tuvo oportunidad de probar el artículo más popular del menú, emparedado de res. El pan está relleno al tope de res marinada en salsa de ajo, adornada con mini papas fritas, dando al emparedado un crujido satisfactorio a cada mordida. Acompañado con salsa de la casa, empanada hojaldrada de pollo y “Kola Champagne” tropical, no es difícil ver cómo muchos locales prefieren regresar a El Cubanito. “Si usted aún no lo conoce, se está perdiendo algo bueno”, dijo Ramos.

La pareja planea convertir su sitio viejo en un lugar “express” que estará abierto hasta las 2:00 am, permitiendo a quienes comen tarde, experimentar una probada de La Habana en Chicago.

El Cubanito
2555 N. Pulaski Rd.
Horas: Lun – Sab. 7 a.m. – 7 p.m.
               Dom. – 9 a.m. – 6 p.m.

 

Facebook Comments

This post is also available in: Inglés