Continúa la segunda semana del caso La Gente vs. Viramontes

Viramontes-second-weekLa segunda semana del juicio del ataque con bate en Bucktown inició con el testimonio de la ex novia desnudista del acusado. Marcy Cruz de 28 años, dijo en la corte el 21 de octubre que ella esperaba en el vehículo a su novio Heriberto Viramontes de 34 para huir, la noche que el acusado atacó violentamente y robó a dos mujeres hace tres años.

Cruz añadió que la noche del 23 de abril de 2010, ella y otra desnudista que ella conocía del club South Side, donde era empleada, decidieron ir al Club Social Illusions, un club privado en el barrio de Humboldt Park, en el 2504 oeste de Division.

En el club, señaló Cruz, bebieron un poco antes de salir con Viramontes para tener relaciónes sexuales en un vehículo estacionado en un callejón cerca de Division y Western. Después, Cruz dijo en el juzgado, que Viramontes expresó su deseo de buscar a alguien para robarlo y empezó manejar por el área de Bucktown antes de detenerse y salir del vehículo con un bate de béisbol. Cruz agregó que Viramontes salió del vehículo lo suficiente para que ella oyera una canción por la radio. Al regresar al vehículo, afirmó Cruz, él tenía dos bolsos y le ordenó a ella que saliera del área.

Durante el cuestionamiento, la defensa preguntó a Cruz por qué le dio a la policía múltiples versiones de lo sucedido la noche del ataque. Ella respondió haber estado bebiendo y fumando marihuana, pero que no tenía su medicina contra la ansiedad la noche de los ataques. La defensa preguntó finalmente a Cruz si ella dijo a la policía el 1º de marzo de 2012 que Viramontes “hizo algo [grosería] tonto”.

“No recuerdo, pero eso es lo que él hizo, algo [grosería] tonto”, destacó Cruz.

El violento ataque dejó a la víctima Natasha McShane con daño cerebral severo y que requiere que tenga cuidado las 24 horas, según su madre, Sheila McShane.

“Ella requiere cuidado”, señaló Sheila McShane.  “Ella no puede caminar por sí sola”.

Su amiga, Stacy Jurich, fue la segunda víctima esa noche y llorando dió un testimonio completo al describir lo que ella recordaba del brutal ataque.

“Oí que golpeaban mi cabeza y sentí un dolor insoportable”, acotó Jurich. “Vi que golpeaban a Natasha en la cabeza. Inmóvil, se cayó en la banqueta. Empezó a salirle sangre de su cabeza”.

“Creo que ella está haciendo lo correcto”, destacó Edwin Cruz, padre de Marcy. “Ella también es una víctima, la gente comete errores”.

Para lo último en el juicio y una versión más detallada de esta historia, visite www.extranews.net.

Facebook Comments

This post is also available in: Inglés

Recent Posts