César Chávez “¡Juntos podemos!”

[dropcap]H[/dropcap]an pasado 21 años desde que falleciera uno de los héroes latinoamericanos más históricos e icónicos – César Chávez, considerado por muchos el “Martin Luther King Latinoamericano”. Chávez inspiró y luchó por trabajadores agrícolas mediante medios no violentos y junto con Dolores Huerta cofundó la Asociación Nacional de Trabajadores Agrícolas.

Por 30 años nadie pudo crear esa película perfecta que capturara el carisma, espíritu y esencia de Chávez hasta hoy. La Fundación César Chávez y su familia escogieron a Diego Luna para ser quien dé luz al asunto dirigiendo una película producida por Hollywood acerca de su labor, llamada “César Chávez: History is Made One Step at a Time” [“César Chávez: La Historia Se Hace un Paso a la Vez”].

“Cuando lo conocimos me preocupaba cómo mostraría Diego Luna a mi padre,  quien es de la Ciudad de México y no de Michoacán. Lo que nos impresionó fue que llegó, hizo preguntas y escuchó. Quería que la gente le hablara. Nos impresionó que estaba preparado para escuchar”, dijo el hijo de César Chávez y presidente de la Fundación César Chávez, Paul F. Chávez.

Antes de que llegara Luna, a fines de los 70s, Producciones Wildwood de Robert Redford se acercó a Chávez quien simplemente dijo, “Gracias pero no, gracias”.

“Le incomodaba mucho el reconocimiento personal. Desde que él falleció, he hablado con diversas personas que lo amaban y marcharon con él. El no era lo suficiente fuerte, no pudieron obtener financiamiento ni el equipo de producción. El problema era que estaban demasiado cerca de la historia. Requiere de alguien que pueda retroceder y dar una perspectiva diferente. Creo que esa es una de las cosas que Diego fue capaz de hacer y por qué algunos de los esfuerzos [pasados] no tuvieron éxito”, dijo Paul F. Chávez.

El actor que da vida a la histórica leyenda en la película es Michael Peña, quien toma un reto increíblemente difícil ya que César no era exactamente el líder macho ruidoso, apasionado que uno esperaría ver.

“Creo que era importante para nosotros que la persona que le diera vida mostrara su esencia y no sólo sus palabras. Michael hizo eso. Era importante para nosotros que luciera como él – un hombre pequeño, que al caminar pudiera perderse ya que era un hombre extraordinario. La fuerza de su historia es que gente ordinaria puede hacer cosas extraordinarias. La forma en que Michael obtuvo el papel en verdad capturó el espíritu de mi padre”, dijo Paul F. Chávez.

Además de Peña, la película lleva grandes nombres como América Ferrera que da vida a la esposa de Chávez, Rosario Dawson, y Jon Malkovich. Todos ellos tuvieron una conexión con la historia – no sólo el lado inmigrante de las cosas, sino también como activistas y trabajadores asiduos.

“La belleza de los actores que hallamos encajaban mejor en que tambié son activistas también y familiarizados con lo que es organizar gente. Michael Peña viene de los campos. Su padre recogía fresas en los campos. Él es [primera generación] mexicano-estadounidense y creció en Chicago”, dijo el productor de la película, Pablo Cruz. “Somos de México y crear una película como ésta es histórico. Tuvimos 40 a 60 actores entrando y saliendo. El calor en los campos era tórrido”.

Luna quería enviar un fuerte mensaje con su película, que la labor de Chávez no debía olvidarse, sino continuarse incluso hoy. “Éste es un intento por mantener vivo su legado y asegurarse que todos sepan que hay una comunidad que envía un bello mensaje de no violencia a gente que unida crea cambio a las familias, involucrándose y contando historias personales a otros”.

La Fundación César Chávez trabajó de cerca por más de cuatro años con Luna y su equipo para producir la película. “Relatando la historia de César Chávez elevamos consciencia de asuntos que importan mucho hoy, ¿sabe? ¿Qué sucede hoy en las comunidades? ¿Qué pasa con los líderes de este país? ¿Por qué es tan grande la brecha entre quienes consumen los productos y quienes trabajan detrás de esos productos? La lucha continúa”, dijo Luna.

“César Chávez no era un gran orador. No le gustaba la atención. Era un hombre muy humilde, una persona muy tímida. Él sabía cómo escuchar. Esta comunidad necesitaba que la escuchen. Fue ignorada por muchos años. Esta comunidad quería contar a alguien una historia que importara. Este hombre logró darles confianza. Era bueno en la estrategia de organizar un movimiento y salir con algo tan elocuente y tan inteligente como el boicot. Creo que eso fue riesgoso. La forma más fácil hubiera sido mostrar a un personaje como Martin Luther King que toma el micrófono y convence a todos con su pasión y convicción. Este hombre era diferente. Como César dijo muchas veces, es una historia de gente ordinaria haciendo cosas extraordinarias”, dijo Luna.

En su cumpleaños, 31 de marzo, la Fundación César Chávez, tanto como sus seguidores, activistas y otros, urgen a todos a firmar la petición al Presidente Obama de hacer el día del nacimiento de Chávez, el Día Nacional de Servicio.

“No olviden a César Chávez. Firmen la petición”, urgió el Gob. Pat Quinn, quien recuerda estrechar la mano de Chávez el 19 de febrero de 1974, y las inspiradoras palabras que cambiaron su vida, “¡Sí se Puede!” y “¡Juntos Podemos!”. “Todos deben unirse y trabajar unidos. Juntos podemos. Ese será nuestro lema en la vida. La gente debe saber que conjuntando esfuerzos dirigidos a una [gran] causa es lo más poderoso que hay sobre la Tierra”.

Para firmar la petición, visite chavezfoundation.org o takepart.com/Chavez.

Facebook Comments

This post is also available in: Inglés

Recent Posts