Bailarín de ballet cubano en el papel de Romeo en “Romeo y Julieta”

RomeoJuliet_Alberto-Velazquez--Mahallia-Ward--Photo-by-Christopher-Duggan-(2)

La temporada 2013-14 “Masters of Dance” del Ballet Joffrey cerró con la premier en EEUU de “Romeo y Julieta” de Krzysztof Pastor. La obra de Pastor nunca había sido vista en Chicago. El personaje principal, Romeo, será interpretado por el bailarín de ballet cubano Alberto Velázquez, quien no sólo está emocionado de estar en tan grande producción, sino también por ser latino con el papel del personaje principal.

EXTRA: ¿Cuán diferente es esta producción de “Romeo y Julieta y qué puede esperar ver la audiencia?

Alberto Velázquez: Ésta es una producción diferente del todo, pero la misma historia básica. No es una versión clásica; es una versión más contemporánea. Esta versión se basa en tres cosas: primera escena puesta en los 50s, segunda escena en los 50s y la última escena en los 90s. Lo que el coreógrafo quería mostrar es que no importa la edad ni el período; esta historia sigue repitiéndose. Yo creo que le va a gustar a la audiencia.

¿Qué papel lleva usted?

Estoy ensayando a Mongolio, amigo de Romeo y el papel de Romeo. Hay tres Romeos [y] la misma persona puede dar 10 funciones en un papel. Así que cambiamos cada tercera función.

¿Qué siente usted siendo latino en el papel principal?

Estoy nervioso ya que es un papel principal. Me hace feliz que me dieran esta oportunidad y con optimismo, irá bien. Me emociona actuar eso.

¿Cuánto trabajo hubo usted de dedicar a “Romeo y Julieta”?

Estamos tratando de empujar duro. Usualmente tenemos más tiempo, pero éste es un ballet grande. Desde que regresamos de la gira empezamos a ensayar diario por seis horas.

¿Qué pasado tiene usted en el ballet?

La danza ha estado en mi familia. Mi mamá era maestra de ballet. Mi hermana también era bailarina. Siempre las vi bailar desde pequeño. Pero mi mamá no quería que yo fuese bailarín de ballet ya que es difícil y requiere mucho sacrificio. Yo empecé cuando tenía nueve. Estudié en Cuba unos nueve años. De allí me mudé a México. Viví en México dos años. Obtuve una beca y fui al Conservatorio Harid de la Florida. Regresé a México y luego fui a Nueva York por un año. Éste es mi tercer año en el Joffrey. El Joffrey fue mi última opción, pero ahora estoy muy feliz.

¿Qué sacrificios hubo usted de hacer?

Cuando uno es joven trabaja seis u ocho horas al día. Debe ir a la escuela por la mañana y al ballet por la tarde. Cuando chicos regulares están jugando afuera, uno debe estar en el estudio. Algunos días llego tarde del ensayo.

¿Qué le gustaría a usted decir a latinos del ballet y estereotipos?

Eso es siempre algo especial para los varones. Si uno es bailarín de ballet, es homosexual. No es así. Si uno es bailarín de ballet no significa que sea homosexual. Uno puede ser homosexual sin ser bailarín de ballet. Creo que va mejorando. La gente es más abierta. Algunos no lo hacen, pues temen lo que dirán sus amigos. Lo que uno quiera hacer, no debe importarle lo que digan otras personas. En Cuba es normal. Al mudarme a México y les dije que era bailarín de ballet, me hacían burla. No permití que eso me afectara. Uno debe continuar.

Habrá 10 funciones de “Romeo y Julieta” en el Teatro Auditorio de la Universidad Roosevelt, 50 E. Congress Parkway, del 30 de abril al 11 de mayo.

Facebook Comments

This post is also available in: Inglés

Recent Posts