Alguacil anuncia reformas a sentencias en el Condado de Cook

Reform_Sheriff-Thomas-Dart-presented-with-a-portrait-after-announcing-sentencing-reform_Photo-By-Dominic-Gwinn
Reform Sheriff Thomas Dart presented with a portrait after announcing sentencing reform. Photo By Dominic Gwinn

 

[dropcap]E[/dropcap]l Alguacil del Condado de Cook, Thomas Dart, anunció la semana pasada una nueva iniciativa que busca reducir las cárceles sobrepobladas.

“No puedo decirles el número de casos que hemos hallado de una persona bajo nuestra custodia más allá del tiempo que el estatus legal lo permite”, señaló Dart en respuesta al número de individuos que se encuentran en instalaciones del Condado de Cook esperando juicio.

Dart anunció el martes pasado una comisión de oficiales del condado que identificarán cinco a 10 casos por semana donde un individuo puede ser movido pronto por el sistema judicial, y pidió legislación “de cohete” en Springfield para expeditar trámites de juicio junto con estrictas guías de sentencia para crímenes pequeños específicos como robo o allanamiento. La iniciativa usaría métodos alternativos de sentencia, como monitoreo electrónico y apoyo al enfermo mental para reducir el gasto general a contribuyentes y resolver la sobrepoblación en cárceles del condado.

La Cárcel del Condado de Cook está en 96 acres y es una de las mayores instalaciones de detención en EEUU, según el sitio del Alguacil del Condado de Cook en la Red. Cubre más de ocho bloques de la ciudad cerca del barrio de La Villita y tiene 10 divisiones, servicios de salud, dos departamentos educativos, un servicio privado de alimentos y una agencia comisaria y cuatro departamentos adicionales integrados.

La cárcel tiene una población promedio de 9,000. Un promedio de 1,400 personas está inscrito en el Programa Monitoreo Electrónico que permite a “reos no violentos, en pre juicio y sentenciados a corto plazo” seguir encerrados en casa. Dart señaló que el número actual de personas tenidas en instalaciones del Condado de Cook es casi 11,000.

“¿Cómo se sienten gastando $20,000 por un tipo que roba una barra de Snickers?”, preguntó Dart de un caso de un individuo que pasó 114 días en la cárcel por robar barras de dulce, costando a contribuyentes más de $16,000.

“Decimos que sigan con el caso. Hallen al culpable y castíguenlo. No los dejen allí”, insistió Dart. “Tenemos un sistema que de ninguna forma, ve el elemento humano. Son personas reales y merecen ser tratadas en cierta forma. Hay gente que no debería estar allí”.

La iniciativa de Dart sigue una promesa similar del Gob. de Illinois Bruce Rauner por reducir el número de individuos encarcelados en el estado. En su presupuesto 2016 propuesto, Rauner intenta cortar gastos estatales en 48,000 prisioneros del estado mediante reformas a sentencias que vería un aumento de individuos con monitoreo GPS, en servicios de apoyo a salud mental y en casos de probatoria. El presupuesto inicial de Rauner propuesto vería al Departamento de Correcciones un aumento de fondos de $1,400 millones.

Los cortes de Rauner fueron recibidos con controversia, sin embargo, ya que congelan el gasto discrecional de grupos que trabajan activamente para abatir la violencia, como CeaseFire Illinois, forzados a reenfocar recursos ya estrechados.

Facebook Comments

This post is also available in: Inglés

Recent Posts