Noticias

Entrevista a Elías Jaua, exministro de Chávez y Maduro: “Nos equivocamos al dejar intacta la estructura de la corrupción en Venezuela”

Elías Jaua.
Image caption Jaua fue vicepresidente de Chávez y ha ocupado varios ministerios.

Elías Jaua lo ha sido casi todo en la Venezuela del chavismo.

Fuera con Hugo Chávez o con Nicolás Maduro, ha estado siempre en la cúpula del poder de la llamada revolución bolivariana, en la que se enroló de los primeros.

Es uno de los dirigentes sancionados por Estados Unidos por lo que el gobierno de ese país considera la ruptura del orden democrático en Venezuela.

Vicepresidente entre 2010 y 2012, ha pasado también por varios ministerios.

Del último, el de Educación, fue relevado por el presidente Maduro en septiembre, poco después después de que presentara en el congreso del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) una propuesta que reclamaba más democracia interna. Niega haber sido purgado.

20 años después del triunfo de Hugo Chávez, cuando el país sufre una grave crisis económica y afloran escándalos de corrupción de una época en la que fue protagonista, BBC Mundo conversó con él en su oficina de Caracas.

¿Está el país mejor o peor que en 1998?

No se puede hacer un análisis lineal de estos 20 años. Ha habido diferentes periodos. Tras la muerte del comandante Chávez, vemos que la dirección de la oposición desconoce totalmente las reglas del juego democrático y se inicia una agresión económica contra el país que, sin duda alguna, ha vulnerado los grandes logros de la revolución bolivariana. Me quedo con que todo lo que ha logrado la revolución en materia de derechos e inclusión no se había logrado nunca.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Jaua reivindica los “logros de la revolución bolivariana”.

Pero Chávez también se enfrentó a mucha hostilidad de la oposición y a mucha presión internacional, y sin embargo, la economía nunca estuvo tan mal. ¿Qué ha cambiado?

Los logros de Chávez llegaron cuando garantizamos la estabilidad política al ganar el referendo revocatorio del año 2004. Los dirigentes venezolanos, opositores y revolucionarios tenemos que trabajar para garantizar de nuevo una estabilidad política que permita recuperar lo que se ha perdido en estos seis años en que ha habido casi una guerra total entre los factores políticos y retomar el camino del crecimiento económico y la inclusión social de entonces.

Culpa al boicot de la oposición, a las agresiones externas… ¿Es que el gobierno no es responsable de ninguno de los problemas?

Por supuesto, ha habido errores. Hay un problema estructural de la economía venezolana, su cultura rentística petrolera. No haberla superado, y en algunos casos incluso haber profundizado en ella, es uno de ellos.

Los organismos internacionales señalan que, más que esa guerra económica de la que ustedes hablan, el problema de la economía de Venezuela es su mala gestión. ¿Está el gobierno gestionandobien la economía?

Sobre gestión económica siempre hay todo un debate. Pero hay una realidad. A Venezuela se le impide hoy el acceso al mercado internacional y sufre trabas al libre comercio, al menos en el mundo occidental. Tiene deudas y activos congelados, incluidas sus reservas en oro. Nadie puede negar que sufrimos una agresión económica desde el extranjero.

Image caption Jaua dice que fue “un error” no combatir con más fuerza la corrupción.

Otro problema es la corrupción que ahora se va destapando.

La corrupción nos ha hecho un grave daño. Volviendo a su pregunta de nuestros errores, sin duda uno fue no haber combatido desde el principio este flagelo estructural.

¿Y por qué no lo hicieron?

Le hablaré con toda sinceridad de aquellos momentos en el año 1999. El comandante Chávez llegaba con toda una matriz de opinión que aseguraba que iba a ser un dictador. Hubo hasta fake news, como las llaman ahora, sobre eso. En el interior del proyecto bolivariano debatimos entonces si había que iniciar una especie de operación manos limpias, pero se consideró que eso afectaría a la estabilidad política del nuevo gobierno y que nuestra prioridad en esa primera etapa era atender la emergencia de pobreza que había en el país.

¿O sea, que prefirieron no meterse en eso?

Chávez dijo que dejáramos actuar a las instituciones pero que no nos pusiéramos nosotros al frente de algo que iba a parecer en el mundo una cacería de brujas contra los dirigentes del pasado…

Pero Alejandro Andrade, tesorero de la República recién condenado en Estados Unidos por admitir sobornos, era uno de los suyos. Parece que ustedes pusieron al frente de las instituciones a gente que no era del todo fiable.

Hablo de 1999, cuando las instituciones estaban todavía en manos de la élite del pacto de Punto Fijo (el sistema anterior al chavismo). Fue una decisión política y yo creo que fue un error. Porque dejamos intacta la estructura de corrupción, especialmente el sector privado, que es el gran corruptor en Venezuela.

Los casos de corrupción millonarios en PDVSA, la petrolera estatal, ¿también son culpa del sector privado?

Todo es a partir de sectores privados. Toda la estructura de corrupción del sector privado quedó intacta y sus contactos dentro del Estado rápidamente corrompieron a funcionarios débiles. Ahora estamos pagando las consecuencias de esas desviaciones.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption La justicia investiga el desvío de fondos de PDVSA, la petrolera estatal.

Usted se sentaba en aquel consejo de ministros. ¿No eran conscientes de que se estaba produciendo ese tremendo desfalco del dinero de los venezolanos?

En algunos casos, no. En otros, cuando el presidente se enteró y había pruebas fehacientes, los combatió. Por primera vez Venezuela vio a gobernadores, generales y altos funcionarios procesados. Si hubiéramos tenido conocimiento de más, hubiésemos actuado, como muchas veces hicimos. A mí me tocó muchas veces informar al presidente de corruptelas y desviaciones, y siempre encontré en él la disposición de destituir a esos funcionarios y dejar que la justicia actuara. Chávez fue siempre muy respetuoso con la actuación de la justicia. Nunca quiso ser un inquisidor.

¿Y qué falló? Porque hoy vemos que a estos personajes los están juzgando en Estados Unidos, España y otros países, no en Venezuela.

Huyeron del país y fueron protegidos por el gobierno de Estados Unidos, como sucedió con Andrade, el último caso. También España ha protegido a otros con graves hechos de corrupción. Habría que preguntarse sobre la responsabilidad de esos gobiernos que han protegido a los corruptos tan solo porque se declararon opositores. Ojalá pudiéramos enjuiciarlos aquí y confiscarles todos los bienes para crear un gran fondo que permita superar parte de las dificultades que hoy enfrenta nuestro pueblo.

Hace seis años Chávez designó a Maduro como su sucesor. ¿Estaría hoy satisfecho con su gestión?

Eso solo lo puede responder el comandante y él ya no está con nosotros. Yo solo le puedo responder por mí, no por el comandante. Yo sí valoro a Nicolás Maduro.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Jaua dice que, cuando llegue el momento, las bases deberán elegir al sucesor de Maduro.

Entonces ¿cree que Chávez acertó con él?

Yo valoro el esfuerzo que ha hecho Maduro. En enero habrá logrado culminar el mandato constitucional para el que fue electo en 2013, y lo habrá hecho contra viento y marea, contra todos los intentos por evitarlo.

Es evidente que ha logrado mantenerse en el poder. Le pregunto si cree que su gestión está siendo beneficiosa para el país.

Cada periodo tiene sus propias condiciones. Preguntémonos cómo hubieran sido las cosas si Maduro no hubiese sido sometido a todo el proceso de desestabilización del año 2014 cuando tendió la mano para un diálogo nacional y se encontró como respuesta la violencia de ese proceso de protestas llamado La Salida, si no hubiera sufrido la agresión extranjera… A los gobiernos hay que valorarlos en su contexto.

De nuevo culpan a otros. ¿No cree que los venezolanos se han cansado de ese discurso?

Le he dicho algunos errores que se han cometido, la no superación de la cultura rentística petrolera, las desviaciones de un grupo de funcionarios que ha causado mucho daño por la corrupción. Muchas veces hemos actuado con inexperiencia en algunas áreas de gestión. Todo eso lo reconozco. Pero el problema esencial es que Venezuela ha sido sometida en los últimos seis años a una gran confrontación.

¿Cree en Maduro como creía en Chávez?

Es mi compañero de lucha desde hace 25 años.

¿Y también su líder?

Claro. Es el líder y el único jefe político de la revolución bolivariana, y yo lo reconozco como tal. Así lo indicó Chávez y así lo ha expresado la soberanía popular por dos veces.

Image caption El dirigente culpa de los problemas económicos del país a la “agresión extranjera”.

Esa forma de elegir un líder, en la que el anterior designa a dedo a su sucesor, ¿le parece la más saludable?

Chávez no tenía tiempo y en aquellas circunstancias era lo único que garantizaba la unidad del chavismo. Pero en el futuro un nuevo liderazgo tendría que surgir de las bases.

¿Eligió a Maduro porque se estaba quedando sin tiempo?

Tomó la decisión de escoger a su sucesor porque, frente a una operación limite en el quirófano, tenía que dejar un mensaje claro a la fuerza política revolucionaria que había construido. Yo no sé las razones por las que escogió a Maduro. Puedo imaginármelas. Como había sido canciller era quien tenía mayor proyección internacional y uno de los fundadores del movimiento que tenía buenas relaciones con toda la dirección política. Pero es mi interpretación, nunca el comandante nos dijo por qué lo eligió.

¿No debería elegirse ahora a un nuevo líder de una manera más democrática?

Ahora mismo, no. Tenemos un presidente electo en funciones y pronto asumirá un nuevo período constitucional. Vendrán nuevas situaciones y entonces el chavismo deberá elegir su liderazgo por las bases del movimiento, no solo desde el partido. Pero eso será en el futuro. Maduro es ahora el líder, quiero dejarlo claro.

Usted lo propuso sin éxito en el último congreso del PSUV. ¿Por qué no le hicieron caso?

Lo propuse, no para el presidente Maduro, sino para el resto de la dirección. Se dijo que no era el momento y no se permitió la discusión. Yo lo acato, pero siempre ha sido una aspiración de la mayoría de las bases.

No parece muy tolerante eso de cerrar la puerta al debate, ¿no?

Nuestro partido está en una situación de guerra y tiene reglas para actuar en una situación como esta.

Le escucho y pareciera que en Venezuela está suspendida la democracia porque está en guerra

En Venezuela no está suspendida la democracia.

¿En el PSUV?

No, está suspendida la elección secreta, directa y universal. Pero existe el debate interno.

Pero su propuesta ni siquiera se debatió

Se dijo que no podíamos ir a unas elecciones de las bases porque enfrentamos una agresión superior y la mayoría de la dirección nacional compartía ese argumento. Yo estoy en el PSUV y acato su disciplina.

Hoy día incluso algunos chavistas afirman que el gobierno de Maduro está cercenando libertades. ¿Fue esa la razón por la que lanzó esa propuesta?

No mezclemos las cosas. En Venezuela hay elecciones, hay libertad de prensa y de manifestación.

Las elecciones son un tanto sui géneris, tanto que la oposición no acepta participar, y Estados Unidos y la Unión Europea dicen que no cumplen las garantías.

Las elecciones son de acuerdo a las leyes de Venezuela, y en las últimas participaron candidatos de la oposición que se agruparon en torno al candidato Henri Falcón, con una propuesta totalmente contraria a la nuestra.

Pero muchos opositores están encarcelados o fuera del país.

Una parte de la oposición no participó porque no quiso. Otra se aglutinó en torno al candidato Henri Falcón con una propuesta abiertamente contraria a nuestro proyecto.

Llamó la atención que dejó de ser ministro al poco de haber presentado esa propuesta en el congreso del PSUV. ¿Tuvo algo que ver con su salida del gobierno?

Absolutamente no. El presidente y yo sabemos por qué se produjo.

¿Le explicó los motivos?

Digamos que fue una decisión acordada. No hay rupturas. Hay momentos en que uno quiere asumir otro papel. Lo importante no soy yo, sino que el país cierre la fractura entre los factores políticos y construya un programa mínimo de unidad nacional que recupere la estabilidad política para poder empezar a recuperar la economía.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption En 2017 Venezuela vivió una ola de protestas que exigían la renuncia de Maduro.

¿Maduro hace lo suficiente por cerrar esas fracturas con la oposición? Los suele llamar “terroristas” y dice que son “la extrema derecha”.

En el último año ha hecho muchos esfuerzos por el diálogo. Yo fui miembro de la comisión que cerró en República Dominicana un acuerdo que era positivo para el país. El presidente accedía a casi todos los puntos que le reclamaba la oposición y la respuesta allí fue levantarse de la mesa y boicotear las elecciones. Luego Maduro llamó nuevamente al diálogo y se liberó a muchas personas que habían sido detenidas a causa de la violencia política de 2017. La respuesta esta vez fue un dron cargado con explosivo C4.

¿Por qué culpa a la oposición si aún no ha habido una sentencia judicial?

Es público y notorio que al presidente le estalló una carga explosiva enfrente.

No tenemos una sentencia sobre quién la colocó, pero Fernando Albán, concejal de la oposición,murió en extrañas circunstancias mientras estaba detenido por su supuesta implicación.

Al presidente de la república le estalló una carga de explosivos al frente. No sé qué es más grave. Son dos vidas humanas y tienen el mismo valor. Lo de Albán fue un hecho grave, triste, porque si en algo nos hemos empeñado desde la revolución ha sido en voltear toda la historia de violaciones de derechos humanos en Venezuela. Se activaron los mecanismos de averiguación y el chavismo honesto…

¿Hay un chavismo no honesto?

El chavismo es una fuerza honesta y somos los más interesados en que haya una absoluta claridad.

Su fiscal de la República dijo a las pocas horas que Albán se había suicidado. ¿Cómo pudo saberlo en tan poco tiempo?

Tendrá sus elementos, habría que preguntarle a él. Yo le hablo del sentir del chavismo.

¿Y como chavista le parece que el gobierno ha dado una explicación satisfactoria?

El gobierno informó de inmediato y activó a la fiscalía general.

¿Pero pudo completarse la investigación en tan pocas horas?

Yo no tengo los elementos jurídicos ni las evidencias, pero el fiscal Tarek William Saab es un reconocido defensor de los derechos humanos y tengo que confiar en él porque conozco su trayectoria.

¿Para qué hacía falta una Asamblea Nacional Constituyente como la que creó el presidente Maduro? Venezuela ya tenía una Asamblea Nacional.

Son dos figuras previstas en la Constitución. El país sufrió en 2017 una estrategia que buscaba llevarlo a la guerra civil y en esa estrategia fueron ocupados dos poderes públicos fundamentales: la Asamblea Nacional y la Fiscalía.

¿Ocupados? Los diputados de la Asamblea fueron elegidos en las urnas por los venezolanos.

Fue ocupada por una tendencia que buscaba la guerra civil, por una élite excluyente, racista y fascista que usó la mayoría en la asamblea para intentar derrocar al presidente al margen de la Constitución. La Constituyente era el único mecanismo constitucional que quedaba para recomponer la institucionalidad.

¿Tiene alguna actividad ahora? Se tienen pocas noticias de ella.

Cumplió su objetivo fundamental de evitar que llevaran a Venezuela a la guerra civil.

Yo pensaba que una Asamblea Constituyente se formaba para hacer una Constitución. ¿No va a ser así?

Puede hacer una reforma puntual, ratificar la actual o hacer una nueva constitución. En cualquier caso, sería sometido a referéndum.

De nuevo: ¿habrá una nueva Constitución?

Esa es una decisión que corresponde a los miembros de la Constituyente.

Y usted, ¿qué planes tiene para el futuro?

Haré un postgrado y volveré a dar clases. Soy profesor universitario.

¿En Venezuela?

Yo no me voy de aquí. Además estoy sancionado por todas partes, no tengo muchos sitios adónde ir (ríe).

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!

Ayudé a condenar a mi padre adoptivo a 5.000 años de prisión

Ramiro Osorio Cristales
Image caption Osorio cuenta que su padre adoptivo y otros soldados los sacaron de su casa por la fuerza. A su madre la llevaron arrastrada de los pelos.

36 años después de sobrevivir a unas de las peores masacres del ejército en la guerra civil de Guatemala, Ramiro Osorio Cristales testificó en la corte el mes pasado contra uno de los asesinos.

El hombre que estaba siendo juzgado, un exsoldado llamado Santos López, no solo estaba acusado de matar a la familia de Osorio y a sus vecinos: era también su padre adoptivo.

“¿Si todavía le tenía miedo? Sí”, le dice Osorio, de 41 años, al programa Witness de la BBC. “Pero tenía que hablar en su contra. Quería ser la la voz de aquellos que no pueden estar aquí”.

El drama de Osorio comenzó en las primeras horas de la mañana del 6 de diciembre de 1982. Tenía entonces cinco años. Estaba en su casa durmiendo junto con su madre, su padre y sus seis hermanos cuando López y otros 50 miembros de la unidad de operativos especiales entrenada por Estados Unidos, conocidos como kaibiles, entraron en la aldea.

Las tropas de la élite antiguerrilla habían sido enviadas al empobrecido asentamiento maya en una zona remota de la selva en el norte de Guatemala, después de que un ataque rebelde a un convoy del ejército matara a 21 soldados.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Soldados guatemaltecos se preparan para disparar desde un helicóptero contra una comunidad maya, cerca de Santa Cruz del Quiché, en 1982.

Disfrazados de guerrilleros para evitar que la culpa recayese sobre el ejército, los kaibiles fueron casa por casa, golpeando las precarias puertas de madera, gritando a todos lo que estaban dentro que los dejaran pasar.

Cuando el padre de Osorio obedeció, petrificado, los soldados se lo llevaron y lo ataron con una soga.

El otro extremo de la cuerda lo amarraron alrededor del cuello de la madre de Osorio e hicieron marchar a toda la familia hacia la plaza de la comunidad.

Las mujeres y los niños fueron a la iglesia; los niños mayores y los adultos, a la escuela.

Osorio recuerda los gritos que se escuchaban cuando los soldados interrogaban y golpeaban a los hombres. Uno a uno los fueron matando y apilando sus cuerpos en el pozo de la aldea.

“Cuando terminaron con los hombres, vinieron por las mujeres y los niños”, cuenta Osorio.

El nombre de la aldea, Dos Erres, es hoy día sinónimo de la masacre en la que murieron cerca de 200 personas.

“La estrelló contra un árbol para que dejara de llorar”

Más de 200.000 personas murieron durante el conflicto entre el ejército de Guatemala y las guerrillas marxistas. Muchas de las víctimas fueron civiles mayas a quienes el ejército acusaba de apoyar a los rebeldes.

Image caption Osorio es una de las pocas personas de Dos Erres que se salvó de morir en la masacre.

Desde que acabó la guerra en 1996, un número reducido de oficiales y soldados de bajo rango han sido procesados por las autoridades civiles guatemaltecas. López fue el sexto exkaibil llevado a juicio por la masacre de Dos Erres.

En la corte, Osorio identificó a López como uno de los soldados que agarró a su madre y la sacó de la iglesia arrastrándola por los pelos. Osorio y sus hermanos se aferraron desesperadamente a sus piernas, gritando descontroladamente.

Ella les rogaba que no le hicieran daño a sus niños. Uno de los soldados levantó a su hermana bebé “por las piernas, como si fuera un pollo”. Se la llevó afuera y la estrelló contra un árbol “para que dejara de llorar”.

Osorio dice que no vio lo que le hicieron a su madre y a sus hermanos. Eventualmente, agotado de llorar, se quedó dormido. Y, cuando se despertó, estaba solo, salvo por dos otros niños pequeños.

Cuando se fueron de la aldea que ahora estaba abandonada, los soldados se llevaron con ellos a Osorio y a uno de los otros, que tenía tres años y se llamaba Óscar.

“Extraño a mi mamá”

“Cuando salimos, vimos cuerpos colgados de los árboles, gente sin extremidades, sin cabeza. Reconocí a uno de ellos como mi padre”, dice Osorio.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Santos López fue llevado a juicio después de ser extraditado de EE.UU.

La matanza de tres días en Dos Erres fue la peor de las atrocidades cometidas por el ejército durante la guerra civil guatemalteca.

Ocurrió ocho meses después de que un grupo de jóvenes oficiales del ejército, liderados por el general cristiano evangélico Efraín Ríos Montt, tomó el poder con un golpe de Estado, con la promesa de aplastar a los rebeldes y a sus simpatizantes.

Durante sus 17 meses en el gobierno (fue derrocado por un golpe en agosto de 1983), cerca de 1.700 indígenas mayas murieron a manos del ejército.

Ríos Montt falleció en abril de 2018 a los 91 años, cuando estaba siendo juzgado por genocidio.

Fue cuando estaba regresando a la base de los kaibiles cuando López se interesó por Osorio y le ofreció leche y guisantes enlatados de sus propias raciones.

Más tarde, vistió a los dos niños con pequeños uniformes militares, como si fueran mascotas.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Los kaibiles son entrenados por EE.UU.

López le dijo a Osorio que había decidido llevárselo con su propia familia en Retalhuleu, en el suroeste del país.

Osorio dice que al principio estaba feliz con la noticia. Pensaba: “voy a tener una familia otra vez”. Pero sus esperanzas se desvanecieron rápidamente cuando López lo puso a trabajar. Lo enviaba a la escuela sin comer y le pegaba si se quejaba.

“Me dijo que si trataba de escaparme, me encontraría donde sea y me mataría”.

Osorio nunca se olvidó de sus verdaderos padres, pero nunca habló de ellos. Solo decía, cuando la suegra de López le preguntaba por qué lloraba tanto: “extraño a mi mamá”.

Con el paso del tiempo, Osorio estaba cada vez más desesperado por escapar de su torturador, que insistía en que él lo llamase “papá”.

Pero no fue sino hasta que cumplió 22 años que se escapó, irónicamente, incorporándose al ejército, la misma organización que había matado a sus padres unos años antes.

“Estaba muy perdido, realmente no sabía quién era”, dice. “Fue una elección muy difícil, pero tenía que escapar, era una vida muy dura la que tenía con ellos”.

Buscando a Óscar

Era 1998, la guerra civil ya había terminado y los rebeldes estaban formando su propio partido político. Un gobierno civil estaba a cargo del país, aunque el ejército seguía siendo una fuerza poderosa.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Efraín Ríos Montt (centro) anuncia el golpe de Estado en 1982.

Osorio le daba vueltas a la idea de pedirle a alguien dentro del ejército que lo ayudase a encontrar rastros de su familia, pero tenía miedo.

Sin embargo, ese mismo año, funcionarios de la oficina del fiscal general y de organizaciones de derechos humanos fueron a buscarlo a la casa de López.

Estaban investigando atrocidades cometidas durante la guerra y habían escuchado que Osorio había sobrevivido a la masacre de Dos Erres.

Óscar, cuyo nombre completo es Óscar Ramírez Castañeda, fue encontrado eventualmente en EE.UU.

A diferencia de Osorio, él creció feliz junto a otra familia kaibil y no tenía la más mínima noción de lo que le había pasado a su verdadera familia.

Cuando se dio cuenta de que podía correr peligro si sus superiores en el ejército se daban cuenta de su verdadera identidad, Osorio se puso en contacto con investigadores que lo ayudaron a pedir asilo en Canadá.

Una vez allí, reflexionó sobre lo que había pasado. Dice que aún siente cierta gratitud por López, a pesar de las golpizas, las amenazas y el maltrato, e incluso le ha escrito cartas desde Canadá.

Derechos de autor de la imagen Richard Sennott / Ground Truth Project

Pero con el tiempo, se dio cuenta de que le habían quitado sus raíces y su identidad.

“No tenía nada de mi pasado”, dice. “Así que ahora debo construir mi futuro”.

En 2016 López fue deportado de EE.UU., donde había estado viviendo de forma ilegal, para ser juzgado en Guatemala.

Oscuridad

Osorio dudaba si regresar o no para testificar pero, eventualmente, concluyó que era su deber.

Después de testificar, se dirigió a los jueces con un pedido final.

“Es hora de justicia para todos aquellos que ya no están aquí, y cuya luz fue apagada”, dijo en el tribunal repleto de gente.

“Pero quedó una luz y yo soy esa luz. Les pido a ustedes que envíen a la oscuridad a aquellos que cometieron este crimen”.

El 22 de noviembre, López fue sentenciado a 5.000 años de prisión: 30 años por cada una de las 171 muertes de las que fue responsable, y otros 30 años por el asesinato de una niña a la que se llevó y luego mató.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

David Rieff, a 35 años de la democracia: “La memoria en Argentina se ha convertido en un balón de fútbol político”

Detencion en ArgentinaDerechos de autor de la imagen AFP
Image caption El régimen militar en Argentina fue uno de los más sangrientos de América Latina. Por eso la herida se ha mantenido abierta.

“Memoria” es palabra clave en Argentina. Se usa, sobre todo, para recordar —y en teoría, no repetir— los crímenes atroces del régimen militar que gobernó al país desde el 24 de marzo de 1976.

El 10 de diciembre de 1983, hace justo ahora 35 años, Raúl Alfonsín asumió la presidencia después de ganar las primeras elecciones democráticas en una década.

Desde entonces, la memoria se fue consolidando como un bien a preservar por todos los gobiernos, en especial durante los años del kirchnerismo (2003-2015).

Néstor Kirchner y su esposa, Cristina Fernández, levantaron los indultos a los represores dados durante los gobiernos de Alfonsín y de Carlos Menem y construyeron varios monumentos en honor a las víctimas del régimen.

El historiador y periodista estadounidense David Rieff es uno de los autores que más ha analizado la memoria, sobre todo en su famoso libro “Elogio del olvido” (2016).

El excorresponsal de guerra de 66 años pasa una semana al año en Buenos Aires, tiene muchos amigos acá y está por escribir un libro sobre el caso argentino.

A propósito del aniversario de la democracia, BBC Mundo quiso retomar el debate sobre la memoria con un crítico de la misma.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption David Rieff es historiador y fue periodista de guerra durante décadas en diferentes países. Cuando vienen a Buenos Aires se queda en Las Cañitas.

Siendo Argentina uno de los casos más interesantes en términos de memoria, sorprende que en su libro no entra del todo a analizarlo.

Bueno, ahora lo voy a internar (risas).

¿Qué opina del uso de la memoria en este país?

Creo que la memoria en Argentina se ha convertido en un balón de fútbol político, porque cada quien se la apropia como le conviene.

Cuando (el peronista) Néstor Kirchner fue a recuperar el ESMA (un centro de detención en la Escuela de Mecánica de la Armada), se dice que Alfonsín (radical) estaba furioso. Y con razón.

Porque estaba dándole al peronismo propiedad sobre el lugar y estaba olvidando a una gran cantidad de argentinos que no eran peronistas y estaban a favor de la democracia. Se estaban apropiando de un hecho histórico que todos vivieron.

Dice que tiene muchos amigos en Argentina. ¿Qué le dicen de sus opiniones?

He perdido muchos amigos en Argentina, amigos de 30 años, por esto.

Cuando salió mi libro y lo fui a promocionar allá, me dijeron que en términos normales no llevarían un desacuerdo a la instancia de dejarme de hablar, pero que en este caso estaba yendo muy lejos.

Cuando las cosas se polarizan tanto, yo defiendo mucho a Alfonsín, porque fue pragmático y realista al llevar a juicio a algunos represores y a otros no.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption El Parque de la Memoria, en el norte de Buenos Aires y en la orilla del Río de La Plata, es uno de los monumentos más significativos que recuerdan a las víctimas del régimen.

En Argentina parece haber un consenso de que la memoria es importante. Basta ver todos los monumentos que hay.

Es una fantasía progresista pensar que se puede llegar a consensos sobre la memoria.

Todas las memorias están en disputa y ninguna memoria dura para siempre.

Cuando (el escritor) Tzvetan Todorov fue a Buenos Aires y fue llevado al Parque de la Memoria, escribió que era un mal uso de la memoria, y yo coincido, porque es un parque que no dice nada sobre la gente que fue asesinada por las guerrillas antes del golpe.

Recuerdo que mi amigo Marcelo Brodsky (fotógrafo argentino), antes de que me dejara de hablar, me dijo que las víctimas de los Montoneros (la guerrilla) eran “víctimas en otro sentido”.

Y para mí, perdón, pero todas las víctimas son víctimas. Aún si el gobierno cometió crímenes, el otro lado también los cometió. Y al darle una significancia distinta a cada muerte la estás dando un contenido político.

Ese parque es la versión montonera del mundo; no es la versión argentina.

¿Cómo pensar que su mirada no es política y que no está absolviendo al régimen militar?

Te doy el ejemplo totalmente contrario para que veas lo que es darle significancia política a un hecho histórico.

Según la narrativa histórica argentina, la dictadura desapareció 30.000 personas. Pero hay quienes piensan que fueron menos (9.000).

Lo cierto es que más allá de si fueron 30.000 o no, decir que fueron menos de 30.000 es restarle importancia a los atroces crímenes de la dictadura.

Al solo cuestionar ese número, que es un símbolo, tú manifiestas el lugar político desde el que estás pretendiendo construir la historia.

Son símbolos que tienen una autoridad moral. No los puedes obviar.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Aunque muchos creen que una de las mejores obras del gobierno kirchnerista fue poner a los derechos humanos como prioridad, otro aseguran que fue un aprovechamiento político que dividió más a los argentinos.

El presidente argentino, Mauricio Macri, dijo alguna vez que no sabía si eran 30.000 o 9.000 desaparecidos.

Bueno, eso; es que no sabemos cuántos fueron. Pero al decir eso Macri nos está diciendo lo que piensa.

Que debe ser lo mismo que su papá pensaba y decía en el vestuario del club de tenis.

Con eso, Macri no quería decir que no sabía cuántos eran. O no solo quería decir eso. Lo que en realidad estaba haciendo era apelar a cierto sector de su electorado, que se sitúa a la derecha y que hizo mucho dinero durante la dictadura.

Se dice que la memoria es lo que impide que una figura como Jair Bolsonaro sea viable en Argentina.

Yo creo que una opción de derecha radical en Argentina no es posible primero porque para muchos argentinos el peronismo es la posición de default. Sea de derecha o de izquierda. Y como dijo Perón, no del todo equivocadamente, “todos somos peronistas”.

Y luego creo que Macri, como antítesis al peronismo, supo capitalizar esa demanda por un político más técnico y no corrupto. Tú miras su campaña, en la que se mostró como un liberal no extremo ni autoritario, y ves que resultó mejor candidato que presidente.

Pero después tienes que nadie se esperaba la victoria de Bolsonaro ni la de Trump. Esto se da de la nada.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Esta fue la marcha en contra de los indultos propuestos hace dos años a los represores. Había gente de izquierda y de derecha. La protesta los hizo políticamente inviables.

En Argentina se cree que la memoria impide la repetición. “Nunca más”, suelen decir, así como “ni olvido ni perdón”. ¿Qué cree de eso?

Yo puedo entender el enjuiciamiento para castigar a gente que cometió crímenes terribles. Es una decisión de una justicia y un gobierno y una sociedad que me parece razonable.

También puedo llegar a defender lo que hizo Kirchner de levantar los indultos heredados de Alfonsín, porque es cierto que hay un argumento práctico y moral a favor de judicializar a los criminales.

Lo que sí no creo es que la memoria sea un preventivo de horrores futuros. Se dijo “nunca más” después del Holocausto y ¿cuántos genocidios hubo después?

Todos los momentos de barbarie son distintos y únicos.

Las sociedades repiten o no sus tragedias por condiciones únicas a su tiempo. La historia no es un colegio ni tampoco se repite en los mismos términos.

Así hagas justicia, cada momento tiene sus complejidades y genera sus riesgos y así mantengas las memorias vivas eso no te va a prevenir otro tipo de tragedias.

Entonces sí celebra la iniciativa de Kirchner de reabrir los casos.

Es que la judicialización no es mi punto. Mi punto es que la memoria no debe sacralizarse. Porque, en general, es más útil olvidar que recordar, sin decir, por supuesto, que olvidar del todo es necesariamente bueno.

Entonces: celebro lo que hizo Kirchner, pero no condeno lo que hizo Alfonsín, porque además no creo que su objetivo fuera que la gente olvidara, sino llevar a cabo una transición eficiente.

Pero esta elevación, esta idea de deber moral de la remembranza, en nombre de la posteridad, me parece una expresión de deseo ilusoria sin fundamento empírico.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Rieff dice que el Parque de la Memoria representa la visión montanera del régimen, no la versión argentina.

¿Cree que los argentinos se pasan de rosca con la memoria?

Yo creo que los argentinos se pasan de rosca con todo. Es un país hiperbólico.

Y lo que diría a favor de ellos, porque todo esto está sonando muy cínico, es que siempre quieren ser los primeros, y si no son los primeros quieren ser los últimos.

Me pasa mucho en Argentina que tengo que decirles, y se enojan conmigo, que Argentina no está tan mal como ellos dicen.

Deme un ejemplo.

Mira el caso de Santiago Maldonado (el activista que desapareció y murió en 2017 tras un conflicto entre policías e indígenas mapuche).

Hay países que tienen un Santiago Maldonado al mes, pero dile eso a alguien en Buenos Aires.

Yo estaba en Buenos Aires cuando desapareció, y perdí muchos amigos por contradecir su idea de que Macri era el inicio de un nuevo gobierno represivo, autoritario.

Para mí no sonaba así, incluso si estaba de acuerdo con la versión de que (Maldonado) fue asesinado.

Pero la gente en la izquierda ni siquiera consideraba la idea de que Macri no era o es la vuelta de (el represor) Videla.

Y esa es la tiranía de la memoria: que te impide ver con claridad el presente.

¿Por qué cree que los argentinos están, digamos, obsesionados con su historia?

Me inclinaría a decir que tiene que ver con un presente tan poco prometedor y un pasado que fue mejor, pero no lo sé.

Tiendo a pensar que Argentina es uno de esos países que están obsesionado consigo mismos, como Polonia, Irlanda o México, países donde viejas batallas aún están en ebullición.

A diferencia de Chile o Brasil, países donde tú vas y no sientes que figuras políticas del pasado estén vivas. En Argentina, Perón está en todas partes, mientras que Getulio Vargas no en Brasil y cuando estoy en Chile, no veo a la gente que quiera hablar de, no sé, Eduardo Frei.

¿Es un problema ver el presente a través del pasado?

Digámoslo así: cuando las cosas están mal, la memoria es inofensiva. Pero cuando hay una crisis, la memoria es echarle leña al fuego.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Cómo Estado Islámico destruyó en Mosul una mezquita pero dejó al descubierto un palacio de 3.000 años de antigüedad

Nabi Yunus destruido.
Image caption Nabi Yunus quedó reducido a escombros tras la detonación por parte de Estado Islámico.

El grupo autodenominado Estado Islámico voló un santuario por los aires en julio de 2014. Estaba en una colina de Mosul llamada Nabi Yunus, un lugar de culto durante siglos.

En esa colina del norte de Irak durante el período cristiano se construyó un monasterio que hace más de 600 años pasó a convertirse en un santuario musulmán en honor al profeta Jonás.

Al destruirlo, los militantes islamistas afirmaron que Nabi Yunus ya no era un lugar de oración sino de herejía.

Las imágenes de la explosión dieron la vuelta al mundo. El mensaje era claro: ningún sitio sagrado, aunque fuese venerado, estaba a salvo de la interpretación radical del Corán de Estado Islámico.

Media playback is unsupported on your device

Debajo de los escombros de Nabi Yunus los arqueólogos encontraron un tesoro único.

Pero la destrucción de Nabi Yunus no acabó, ni mucho menos, con la historia de este montículo. Más bien al contrario: surgieron preguntas fascinantes sobre qué se encuentra exactamente bajo de los cimientos de la mezquita.

Misterios sin resolver

En la primavera de 2018, el servicio árabe de la BBC envió un equipo al conjunto de túneles fríos y polvorientos que se descubrieron recientemente dentro de la colina.

Tomaron fotos en alta resolución de sus hallazgos utilizando una técnica llamada fotogrametría e intentaron desentrañar algunos de los misterios que quedaron sin respuesta después de la destrucción del santuario.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Muchos musulmanes creen que los huesos del profeta Jonás se quedaron en la colina de Nabi Yunus, cerca de la antigua ciudad de Nínive.

En árabe, Nabi Yunus se refiere al profeta Jonás. Muchos musulmanes creen que su restos quedaron en ese sitio.

“Nabi Yunus siempre fue uno de nuestros sitios religiosos y culturales más importantes”, explica Ali Y Al-Juboori, director de Estudios Asirios en la Universidad de Mosul.

Destrucción

El 24 de julio de 2014, un grupo de militantes de Estado Islámico, tras ordenar a los fieles que se fueran, colocaron explosivos en las paredes interiores y exteriores de la mezquita. Los lugareños recibieron instrucciones para no acercarse a menos de 500 metros del edificio.

La detonación redujo Nabi Yunus a escombros y Estado Islámico expulsó a los cristianos de la ciudad. Era un intento de convertir Mosul en una ciudad de religión única por primera vez en su historia.

La acción formaba parte de una ola de destrucción de lugares sagrados de Mosul.

En la cercana Puerta Nergal, situada en la vieja ciudad de Nínive (dentro de la actual Mosul), los combatientes de EI desfiguraron una antigua estatua de un Lamassu, una criatura mítica que custodiaba las entradas de los palacios asirios. Y luego hicieron volar por los aires toda la puerta.

Derechos de autor de la imagen Islamic State group propaganda video
Image caption Los combatientes de Estado Islámico desfiguraron una antigua estatua de un Lamassu, una criatura mítica que custodiaba las entradas de los palacios asirios.

Estado Islámico en parte justificó la destrucción de Nabi Yunus atacando la legitimidad del santuario.

“Esto fue una tumba de los papas cristianos”, dijo un combatiente a la BBC. “Está prohibido construir una mezquita en un santuario falso”.

En realidad, la investigación académica sugiere que Yunus no fue enterrado allí. Se cree que los huesos atribuidos a Yunus probablemente pertenecían a un patriarca cristiano llamado Henanisho I.

Palacio enterrado

Enterrado bajo Nabi Yunus hay un palacio que fue tanto una residencia para los reyes asirios como una base para su ejército. Se remonta al menos al siglo VII a. C.

Cuando el este de Mosul se liberó de Estado Islámico en enero de 2017, los arqueólogos encontraron algo peculiar bajo los escombros de la mezquita: había muchos más túneles de los que se habían documentado antes.

De hecho, había más de 50 túneles nuevos, algunos de tan solo unos metros y otros de más de 20.

Peter A. Miglus, profesor de la Universidad de Heidelberg, que realizó una investigación preliminar en los túneles, explicó que el suelo de debajo de la mezquita estaba tan lleno de agujeros que parecía un queso suizo.

Image caption Los lamassu se construían para intimidar a los enemigos. Tienen el cuerpo de un toro, las alas de un águila y la cabeza de un humano.

La mayoría de los túneles parecen haber sido excavados utilizando picos, pero también hay rastros que sugieren que se usó una pequeña excavadora. El túnel más grande tiene alrededor de 3,5 metros de altura y el más pequeño no más de un metro.

Los informes iniciales sugerían que fueron los militantes de Estado Islámico quienes cavaron estos nuevos túneles.

Sin embargo, los habitantes del este de Mosul le dijeron a la BBC que contrataban a lugareños para hacer la excavación.

Querían saquear los artefactos asirios que había en su interior. Se cree que la venta de antigüedades fue la segunda fuente de ingresos del grupo después del petróleo.

La colina fue saqueada con cuidado, probablemente para preservar intacto cualquier descubrimiento. Sin embargo, algunos hallazgos parecen haber sido demasiado grandes como para que los militantes de Estado Islámico se los llevaran.

Probablemente estos objetos más grandes, algunos de ellos incrustados en las paredes, no podrían extraerse sin amenazar la integridad estructural de los túneles.

Tres mujeres

Cuando los periodistas de la BBC se adentraron en los oscuros túneles de la colina de Nabi Yunus, en marzo de 2018, muchos de los descubrimientos de los arqueólogos aún estaban allí.

El hallazgo más sorprendente fue un par de relieves que mostraban cada uno una fila de mujeres.

Se trata de un descubrimiento que plantea más preguntas que respuestas.

Paul Collins, del Museo de Arte y Arqueología Ashmolean de Oxford, cree que estas imágenes no tienen precedentes.

Es muy raro encontrar figuras femeninas de esta escala. Las mujeres, en las raras ocasiones en las que se las inmortalizaba, solían aparecer como cautivas -botín de guerra- o en una escala mucho más pequeña que en estos relieves, que llegan a la altura de la cintura.

Image caption El hallazgo de un par de relieves que mostraban cada uno una fila de mujeres plantea más preguntas que respuestas.

Lo que intriga a los expertos en arte asirio es que estas mujeres, en lugar de ser representadas de perfil como es habitual en la escultura asiria, están de frente.

Aunque algunos expertos creen que el diseño repetido e idéntico implica que las figuras femeninas son diosas, Gansell es de otra opinión.

Según él, la ausencia de cuernos o una corona especial, unos símbolos que se utilizaban comúnmente para identificar a deidades en el arte asirio, significa que podría tratarse de representaciones de mujeres asirias mortales.

Gansell cree que puede que las mujeres representen a miembros reales o de la alta sociedad que llevan ofrendas a un dios, quizás en una actividad ritual.

“Su representación indica que Nabi Yunus podría haber tenido un espacio de adoración para mujeres. Proporciona nuevas pistas sobre el papel de las mujeres en la sociedad y la religión asirias. Es algo absolutamente único”, aseguró Gansell a la BBC.

Lamassu

Junto a los relieves de las mujeres, en los túneles también se descubrieron grabados de una criatura mítica lamassu.

Los lamassu se construían en la entrada de los palacios asirios para intimidar a los enemigos y alejar a los espíritus demoníacos.

En el idioma acadio lamassu significa “espíritu protector”. Tienen el cuerpo de un toro, las alas de un águila y la cabeza de un humano.

Los lamassu que encontraron son una prueba más de que las ruinas fueron en algún momento un lugar sagrado.

Este descubrimiento es un testimonio de cómo la historia de Nabi Yunus continuará saliendo a la luz a pesar de los esfuerzos por destruirla.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívala para no perderte nuestro mejor contenido.

El sorprendente tesoro arqueológico hallado bajo una mezquita que Estado Islámico destruyó en Irak

A veces los descubrimientos más relevantes acontecen de la forma más inesperada.

Es lo que pasó en Nabi Yunus, un antiguo lugar de culto que se encuentra cerca de Mosul, en el norte de Irak.

En 2014 esta mezquita cayó en manos del grupo Estado Islámico, que lo declaró un lugar de herejía y lo derribó.

Pero cuando Mosul se liberó del Estado Islámico, en enero de 2017, los arqueólogos hicieron un hallazgo sorprendente debajo de los escombros de Nabi Yunus: unos túneles llenos de tesoros arqueológicos.

La BBC accedió a esos túneles antes de que fueran clausurados y pudo documentar este extraordinario descubrimiento.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Huawei: China pide libertad inmediata de Meng Wanzhou y le advierte a Canadá sobre consecuencias graves

Meng Wanzhou, directora financiera de la gigante tecnológica Huawei.Derechos de autor de la imagen Reuters

Este domingo China anunció que convocó al embajador de Estados Unidos en ese país, Terry Branstad, y le pidió que Washington retire la orden de detención contra Meng Wanzhou, la hija del fundador del gigante de las telecomunicaciones chino Huawei y directora financiera de la compañía, quien se encuentra arrestada en Canadá.

Pekín señaló que tomaría medidas adicionales sobre la base de la respuesta de Estados Unidos.

El sábado, China le había pedido a Canadá que de inmediato dejara en libertad a Meng y le advirtió que de no hacerlo habrá consecuencias graves.

El vicecanciller chino, Le Yucheng, convocó al embajador canadiense en ese país, John McCallum, y le presentó una “fuerte protesta”, dice un comunicado oficial.

Ese despacho calificó la detención de Meng como “extremadamente ofensiva e ilegal”.

Meng fue arrestada porque Estados Unidos considera que Huawei usó una subsidiaria para evitar las sanciones que pesan sobre Irán, según trascendió en su comparecencia ante la fiscalía este viernes.

La ejecutiva fue detenida el sábado 1 de diciembre en Vancouver, cuando hacía una conexión de vuelos, y enfrenta el pedido de extradición de Estados Unidos, donde podría ser condenada a hasta 30 años de prisión de ser hallada culpable.

El viernes, Meng se presentó ante una corte canadiense, la cual pospuso para el lunes la decisión de si se le otorgará el beneficio de libertad bajo fianza.

¿Qué dijo China?

De acuerdo con el ministerio de Relaciones Exteriores de China, el arresto de Meng en la ciudad canadiense fue una grave violación de sus derechos, informó la agencia de noticias Reuters.

La decisión “ignoró la ley” y “no fue razonable“.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Meng Wanzhou en un dibujo de la corte durante su presentación del viernes.

“China insta encarecidamente a su par canadiense a que libere inmediatamente a la persona detenida, de lo contrario Canadá debe aceptar toda la responsabilidad por las graves consecuencias causadas”, señalaron las autoridades chinas en un comunicado.

¿Qué pasó en la comparecencia del viernes?

En la Corte Suprema de British Columbia, la directiva fue acusada de haber usado Skycom, una subsidiaria de Huawei, para evadir las sanciones que se le impusieron a Irán, entre 2009 y 2014.

Meng fue señala de haber públicamente representado de forma inadecuada a SkyCom como una compañía separada.

Un abogado del gobierno canadiense indicó que Meng era acusada de “conspirar para estafar a múltiples instituciones financieras”.

El abogado aseguró que la directiva le había negado a banqueros estadounidenses que hubiese cualquier conexión directa entre Huawei y SkyCom, cuando, de hecho, “SkyCom es Huawei“.

También indicó que sobre la acusada pesaba el riesgo de fuga y, por lo tanto, se le debía negar la libertad bajo fianza.

¿Por qué el arresto tiene tanta trascendencia?

El arresto de Meng ha puesto más presión a las ya tensionadas relaciones entre Estados Unidos y China.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y su homólogo chino, Xi Jinping, acordaron el sábado 1 de diciembre posponer la imposición de nuevos aranceles comerciales.

El nuevo episodio de hostilidad contra la compañía se produce en medio de la guerra comercial entre Washington y Pekín, con el presidente Donald Trump acusando a China de prácticas comerciales injustas y de facilitar el robo de propiedad intelectual a las empresas estadounidenses.

Sin embargo, el sábado pasado (1 de diciembre), los líderes de ambos países acordaron una tregua de 90 días, una decisión a la que llegaron antes de que se conociera la detención de Meng.

Trump y su homólogo chino, Xi Jinping acordaron posponer la imposición de nuevos aranceles comerciales durante ese lapso para permitir que ambas partes se sienten a conversar.

Huawei es uno de los proveedores de servicios y equipos de telecomunicaciones más grandes del mundo, recientemente superó a Apple para convertirse en el segundo fabricante de teléfonos inteligentes después de Samsung.

La ministra de Relaciones Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland, dijo el viernes que le había asegurado a China que se estaba siguiendo el debido proceso y que Meng tendría acceso a los servicios consulares mientras su caso estaba en los tribunales canadienses.

Freeland reiteró lo que ya había dicho el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau: el arresto de Meng “no tiene vínculos políticos”.

¿Qué dice Huawei?

Huawei dijo que su directora financiera fue detenida en una conexión de vuelos.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption La empresa asegura que ha sido objeto de acusaciones por razones de competencia comercial.

En un comunicado dijo que había cumplido con “todas las leyes y regulaciones aplicables donde opera, incluidas las leyes y regulaciones aplicables de control y sanción de exportaciones de Naciones Unidas, Estados Unidos y la Unión Europea”.

Huawei ha negado en reiteradas ocasiones que tenga lazos cercanos con el aparato de seguridad del gobierno chino.

Pero varios gobiernos desconfían de la tecnología china porque temen que Pekín obligue a compañías como Huawei a ayudar a las autoridades a obtener acceso a secretos industriales y otra información confidencial.

En concreto, existe preocupación por el riesgo de espionaje por parte de China, alegan algunos expertos.

Huawei asegura que entre sus prioridades está la seguridad de sus productos y que parte de la hostilidad de la que ha sido víctima se debe a que la empresa es vista como una amenaza desde un punto de vista comercial.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívala para no perderte nuestro mejor contenido.

Hipatia: el misterio de la brutal muerte de la “primera” matemática de la historia

La muerte de HipatiaDerechos de autor de la imagen Science Photo Library
Image caption ¿Cuál fue la ofensa tan grave para que la mataran de una manera tan violenta? (La muerte de Hipatia de Alejandría, ilustración del libro del siglo XIX “Vidas de científicos ilustres”).

Esta es la historia de un asesinato envuelto en misterio. Y el enigma no es quién lo cometió ni cómo, sino por qué.

A mediados del primer milenio, una erudita fue despedazada por una muchedumbre que usó tejas de los techos y conchas de ostras para cortar carne viva de su cuerpo.

Ella había sido maestra, conferencista, filósofa y matemática… una persona que difícilmente se pensaría podría excitar tal furia de fundamentalistas religiosos.

No obstante, esta fina e inteligente mujer fue asesinada por un grupo de cristianos.

La víctima era Hipatia, la primera matemática de la que se tiene un registro detallado.

Y el lugar de los hechos fue Alejandría, la ciudad fundada por Alejandro Magno en 331 a.C., que se convirtió rápidamente en un centro de cultura y aprendizaje para el mundo antiguo.

Una mujer excepcional

Como es común con personajes de la antigüedad, el tiempo se llevó mucha información sobre Hipatia, pero varias fuentes históricas dan fe de su existencia y su vida, así que hay algunos datos claros.

Image caption Era “extremadamente hermosa… al hablar era articulada y lógica, sus acciones eran prudentes y de espíritu público… la ciudad la acogió como merecía y le otorgó un respeto especial”, según “El léxico Suda”, una enciclopedia del siglo X.

Como pocas mujeres en su época, Hipatia pudo estudiar porque era la hija de un hombre con formación educativa.

Su padre era Teón de Alejandría, un astrónomo y prolífico autor, que editó y escribió comentarios en la obra de pensadores como Euclides.

Pero, según el filósofo Damacius, Hipatia excedía con creces las fronteras del conocimiento de su padre.

“Como ella era por naturaleza de una disposición más noble que su padre, no se contentó con la educación matemática que podía recibir de él. Su noble entusiasmo la condujo a otras ramas de la filosofía”.

El historiador griego de la antigüedad Sócrates el Escolástico concuerda con que la sabiduría de Hipatia era excepcional, así como su habilidad para hablar en público.

“Logró tales conocimientos en literatura y ciencia, que sobrepasó en mucho a todos los filósofos de su época. Le explicaba los principios de la filosofía a sus oyentes, muchos de los cuales venían de lejos para recibir su instrucción…”.

“A menudo aparecía en público en presencia de los magistrados. Y no se sentía avergonzada al ir a una asamblea de hombres. Pues, debido a su extraordinaria dignidad y virtud, todos los hombres la admiraban”.

Alabanzas inusuales para una mujer de esa época.

Preservar, proteger y divulgar

Es difícil saber con precisión cuáles fueron los logros científicos de Hipatia.

Alejandría empezó a sufrir un lento declive desde que Julio César la conquistó para Roma en el año 48 a.C. e incendió accidentalmente su legendaria biblioteca.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption La biblioteca de Alejandría ardió más de una vez.

Aunque luego fue reconstruida, otras guerras civiles destruyeron gran parte de los contenidos del preciado enclave.

Los últimos rollos probablemente desaparecieron, junto con el museo, en 391 d.C., cuando el arzobispo Teófilo destruyó todos los templos paganos por orden del emperador romano.

El último miembro conocido del museo fue Teón, el padre de Hipatia.

Muchos académicos trataron de hacer lo mismo que Teón: preservar, proteger y divulgar lo que quedaba de todo ese conocimiento.

Hipatia continuó con la labor, abordando textos matemáticos más complicados para hacerlos accesibles para sus discípulos.

Era un trabajo tan importante que se convirtió en la matemática preeminente de Alexandria y, por lo tanto, probablemente en la principal matemática del mundo.

Derechos de autor de la imagen Science Photo Library
Image caption Hipatia ha sido reinventada una y otra vez.

Además, hay evidencia histórica de que Hipatia hizo sus propios descubrimientos e innovaciones.

Inventó un nuevo y más eficiente método para hacer divisiones largas.

Antes de las calculadoras electrónicas, aquello de sumar, restar, dividir y multiplicar era una tarea ardua en ingeniería o astronomía, y cualquier mejora en la eficiencia era muy bienvenida.

También estuvo involucrada en la creación del astrolabio, una suerte de calculadora astronómica que se usó hasta el siglo XIX, y el hidroscopio, un aparato para medir líquidos. Hipatia no se inventó esos artilugios sino que la consultaron para diseñarlos.

Uno, Inteligencia y Alma

En resumidas cuentas, la vida de la admirada intelectual parece haber sido reflexiva, útil y tranquila.

Muy probablemente era célibe, y la antigua sociedad griega apreciaba el celibato como virtud.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Era inaudito que hombres adultos viajaran para escuchar a una mujer hablar, pero Hipatia era una magnífica comunicadora de conocimientos.

Profesaba la filosofía del neoplatonismo, que es algo abstracta, pero mantiene que el principio del universo es la unidad absoluta, lo Uno, perfecto, incognoscible e infinito.

De ese Uno emanan varios planos de realidad, siendo la Inteligencia pura -o Logos o Verbo- el más elevado y contenedor de las ideas de todo lo posible.

Logos engendra el Alma como idea, principio del movimiento y de la materia.

Como credo, el neoplatonismo es tan vago que a lo largo de la historia ha habido gente de otros cultos que se identifican también como neoplatonistas: es una ideología que se acomoda sin ofender.

Hipatia enseñaba estas ideas filosóficas con mayor énfasis científico que los seguidores anteriores del neoplatonismo.

Entre paganos y cristianos

La existencia de esta destacada mujer -enseñando, leyendo, escribiendo y estudiando- en el que era el centro de aprendizaje del mundo debió haber sido pacífica.

Por eso es tan sorprendente que terminara asesinada por una turba feroz.

Para que ese violento hecho cobre algo de sentido, hay que fijarse en lo que estaba ocurriendo en la Alejandría de la época.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Alejandría tenía un pasado glorioso y entre el siglo IV y V seguía siendo un centro intelectual sin par, pero las tensiones religiosas enfrentaron a la población.

El siglo IV vio la transición formal y oficial del Imperio Romano de un estado totalmente pagano a una entidad pagana y cristiana compartida.

En muchos lugares, sin embargo, el cristianismo estaba empezando a salir adelante, particularmente en el Imperio Romano Oriental.

Alejandría, en Egipto, estaba en el centro de esta lucha.

Era un lugar donde había una amalgama de paganos, judíos y cristianos compartiendo un mismo espacio.

Fue ese conflicto religioso el que decidió el destino de Hipatia.

Dos hombres

En el siglo V el prefecto imperial de Alejandría era Orestes, cristiano pero tolerante con los grupos no cristianos de la ciudad.

El obispo de la iglesia de Alejandría era el patriarca Cirilo, quien estaba muy lejos de ser tolerante.

Una de las primeras medidas que tomó al asumir su cargo fue cerrar a la fuerza un grupo cristiano que él consideraba hereje.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Cirilo es considerado santo por las Iglesias Católica, Ortodoxa, Copta y Luterana

Cirilo y Orestes se enfrentaron en una batalla por Alejandría.

Mientras Orestes trataba de promover la tolerancia, Cirilo exacerbaba las tensiones.

Cirilo instigó una serie de motines antijudíos y expropió casi todas las sinagogas de la ciudad para convertirlas en iglesias cristianas.

Acabo expulsando a todos los judíos de la ciudad.

Cuando Orestes se quejó ante el emperador Teodosio II, los seguidores de Cirilo lo acusaron de ser clandestinamente pagano. Orestes lo negó. Luego, una horda de monjes lo atacó y uno de ellos lo hirió golpeándolo en la cabeza con una piedra.

Orestes lo mandó arrestar y lo torturaron tan severamente que el monje murió… ¡y Orestes era el tolerante!

Para echarle leña al fuego, Cirilo declaró que el monje era un mártir y un santo.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption La célebre filósofa fue víctima de una guerra ajena.

La ciudad estaba al borde de una guerra abierta entre cristianos y no cristianos, moderados y extremistas, y es en este punto en el que entra en escena Hipatia.

Un sacrificio grotesco

Nunca se supo con exactitud qué motivó a los hombres que atacaron a Hipatia.

Pero se sabía que era amiga del gobernador Orestes, y -a diferencia de él- ella sí podía caracterizarse como una pagana… no era ningún secreto.

Empezaron a correr rumores de que ella era una influencia maligna para el gobernador, que su amistad había impedido que él se convirtiera en un cristiano verdadero, como lo era Cirilo.

Hasta los conocimientos astronómicos de Hipatia terminaron involucrados en la oscura situación.

Las observaciones astronómicas eran clave para decidir la fecha de Semana Santa. Una conjetura era que los cálculos astronómicos de Hipatia señalaron una fecha distinta a la que había anunciado Cirilo, lo que socavaba su autoridad.

Lo que se sabe actualmente es que un grupo de cristianos obstruyó el camino del carruaje de Hipatia cuando ella iba a casa.

La sacaron de su carruaje, la arrastraron hasta una iglesia y la desnudaron.

Image caption Hipatia en llamas, en una obra de teatro, una de las muchas expresiones para las que ha servido de inspiración.

No está claro si la apalearon hasta la muerte o si la desollaron viva, pero la opción que los especialistas creen más probable es la segunda. Luego despedazaron su cuerpo y lo quemaron, en una aproximación grotesca al sacrificio de un animal para un dios pagano.

…………………………………………

Es una lástima que no podamos leer lo que Hipatia escribió, pero eso no significa que su legado se esfumara.

A pesar de que muchas cosas del mundo clásico no sobrevivieron, su nombre y los relatos sobre ella han sido copiados y pasados de generación en generación.

Según todos ellos, fue una mujer asombrosa; su historia debió haber significado mucho para que la gente se asegurara de que perdurara.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!

Los juegos militares que llevaron a la URSS y la OTAN al borde de la III Guerra Mundial

militaresDerechos de autor de la imagen SVF2
Image caption En 1983 el mundo estuvo a punto de una nueva guerra mundial… sin que muchos se dieran cuenta.

El 7 de noviembre de 1983, alrededor de 100 militares de alto rango se reunieron en la sede de la OTAN en Bruselas para “combatir” la Tercera Guerra Mundial.

En realidad, participaban de una simulación anual conocida como Able Archer (Arquero Capaz). Era la parte final de un ejercicio militar convencional a gran escala -Autumn Forge- que involucraba a decenas de miles de tropas de la OTAN en toda Europa occidental.

Pero el juego de guerra se llevó a cabo en el momento de mayor tensión de la Guerra Fría.

A principios de año, el presidente de Estados Unidos, Ronald Reagan, había calificado a la Unión Soviética de “imperio del mal”. Y, en septiembre, pilotos soviéticos derribaron el vuelo 747 de Korean Airlines causando la muerte de 269 personas.

Mientras tanto, a ambos lados de la Cortina de Hierro se desplegaban armas nucleares de mediano alcance, incluidos misiles de crucero, capaces de atacar alcanzar sus objetivos apenas cinco minutos después de su lanzamiento.

El mundo estaba punto de una confrontación nuclear.

La “guerra” ficticia

La “guerra” imaginada por Able Archer 83 comenzó cuando los tanques soviéticos cruzaron la frontera hacia Yugoslavia.

A continuación invadieron Escandinavia y sus tropas pronto se expandían por Europa occidental.

Abrumadas, las fuerzas de la OTAN se vieron obligadas a retirarse.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Las tropas de la OTAN tuvieron que retirarse durante el ejercicio simulado.

De acuerdo con la simulación, al transcurrir unos meses después del inicio del conflicto, los gobiernos occidentales autorizaron el uso de armas nucleares: las fuerzas de la OTAN lanzaron un único misil nuclear de alcance medio que eliminó del mapa a la capital ucraniana, Kiev.

El ataque imaginario debía cumplir el papel de una señal, una suerte de advertencia de que la OTAN estaba preparada para una escalada en la guerra.

Según la teoría esta señal ayudaría a calmar las cosas.

Pero no funcionó.

Para el 11 de noviembre de 1983, se había dado rienda suelta al uso de los arsenales nucleares globales. La mayor parte del mundo había sido destruido y miles de millones de personas habían muerto. Era el fin de la civilización.

Señal accidental

Más tarde, ese mismo día, los comandantes de la OTAN abandonaron su edificio y se fueron a casa, felicitándose por otro ejercicio exitoso, aunque sombrío.

Lo que los gobiernos occidentales solo descubrieron más tarde fue que Able Archer 83 estuvo, en realidad, a punto de desencadenar una verdadera guerra nuclear.

“Hay evidencia en los niveles más altos del ejército soviético de que les resultaba cada vez más difícil distinguir los simulacros de un ataque real”, cuenta Nate Jones, director del Proyecto de Ley de Libertad de Información para el Archivo de Seguridad Nacional en Washington D.C.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Hay evidencia de que Rusia se preparaba para una guerra.

“Hemos recuperado una colección de documentos que confirman que los soviéticos estaban realmente asustados de que Occidente lanzara un ataque nuclear“, agrega.

Exponer los detalles de Able Archer 83 le ha llevado a Jones años de persistencia.

“Recuerdo que [cuando empecé] fui a los archivos y me dijeron que nunca vería esos documentos porque estaban altamente clasificados”, recuerda.

Pero 12 años después de presentar solicitudes de libertad de información, quejas y persecuciones, en 2015, los esfuerzos dieron resultado.

“Recibí este paquete por correo, el informe de inteligencia clave de todas las fuentes y, para hacerlo aún mejor, llegó el día de mi cumpleaños”, cuenta.

El documento, emitido en 1990 por la Junta Asesora de Inteligencia Extranjera del Presidente de EE.UU., se titula “El miedo a la guerra soviética”.

Con apenas unas pocas secciones censuradas, el informe de 109 páginas detalla las consecuencias no deseadas de Able Archer 83.

La respuesta soviética

Basado en la inteligencia obtenida en los meses posteriores al ejercicio, el informe de 1990 investigó la respuesta soviética al simulacro.

Esta incluía vuelos, transporte de armas nucleares listas para su despliegue y asignación de objetivos prioritarios.

También hubo un énfasis sin precedentes en las medidas de defensa civil. Tenía toda la apariencia de quehicieron preparativos a gran escala para la guerra.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption La escalada tuvo lugar durante la presidencia de Ronald Reagan.

El liderazgo soviético no creía que Able Archer era un simulacro, sino una tapadera para lanzar un ataque nuclear genuino y se prepararon para tomar represalias.

El miedo a la guerra fue real y fue muy aterrador, con una reacción militar sin precedentes. No queremos que nuestros enemigos piensen que lanzaremos un primer golpe cuando no tenemos la intención de hacerlo”, afirma Jones.

Pero, ¿cómo se malinterpretó un ejercicio militar anual de la OTAN?

Para investigar la respuesta, Jones y sus colegas han estado revisando recientemente fuentes rusas, incluido el archivo de la KGB en Ucrania.

Fuentes rusas

“Hemos encontrado una revista militar soviética confidencial de 1984 con un análisis detallado de Able Archer. [Está claro] que el ejército soviético estaba asustado”, sostiene el investigador.

En 1983, el líder de la Unión Soviética era Yuri Andropov.

Antiguo jefe de la KGB y de la vieja guardia soviética, Andropov había ascendido en las filas del partido comunista. Pero cuando llegó a la cima estaba gravemente enfermo. Y seriamente paranoico.

“Hubo una paranoia”, dice Martin Chalmers, director general adjunto de RUSI, un grupo de expertos en seguridad con sede en Londres.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Andropov, el líder de la Unión Soviética en ese momento, había pedido a los oficiales de la KGB que vigilaran atentamente cualquier actividad nuclear.

“El liderazgo soviético pudo recordar el trauma del ataque sorpresa de Hitler en 1941 que casi destruyó a la Unión Soviética, esa fue la lente a través de la cual se vio la política de Estados Unidos”, agrega.

“Hay un documento que encontré de Andropov diciéndole a los oficiales de la KGB: ‘su prioridad número uno es no perderse indicios de un ataque nuclear'”, comenta Jones.

“Se le encargó a los agentes de la KGB que intentaran detectar esto e informarlo cada dos semanas”, afirma.

Pero como sus jefes en Moscú querían escuchar que existía posibilidades para un potencial ataque, eso fue lo que los espías entregaron para complacerlos.

“Estas personas sabían que no había planes para un primer ataque, pero informaron lo que se les dijo que informaran“, explica Jones.

“Moscú recopiló estos documentos y sacó conclusiones terribles y, mientras se realizaba ese informe, ocurrió el Able Archer 83”.

Peligros de guerra

Era un círculo peligrosamente vicioso.

Fue un fracaso del sistema soviético. Su inteligencia no actuó racionalmente”, opina Jones.

Pero los líderes occidentales tampoco entendieron los peligros de simular un primer ataque nuclear.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Gorbachov y Reagan lograron finalmente rebajar las tensiones pocos años después.

Aunque el informe presidencial secreto de Estados Unidos no se publicó hasta 1990, pocos meses después del ejercicio, los primeros indicios de problemas llegaron a la inteligencia británica.

Tanto la primera ministra Margaret Thatcher como el presidente Reagan se sorprendieron cuando descubrieron que los soviéticos creían que autorizarían un ataque nuclear.

Afortunadamente, y quizás en parte como resultado del susto, durante los meses y años subsiguientes, las tensiones disminuyeron y Reagan y el nuevo primer ministro soviético Mijail Gorbachov se embarcaron en una serie de tratados de reducción de armas.

Enseñanzas

Lejos de ser una nota aterradora en la historia de la Guerra Fría, Able Archer 83 sigue siendo relevante hoy en día.

La retórica vuelve a aumentar entre Rusia y EE.UU., y los tratados nucleares mundiales se están desmoronando.

Washington insiste en que los rusos, en violación del tratado de Fuerzas Nucleares de Rango Intermedio, desarrollaron un nuevo misil de mediano alcance y, como resultado, el presidente Trump ha dicho que se retirará del acuerdo.

“El colapso del control de armas se combinará con las preocupaciones muy reales de que ambas partes ven a la otra como maligna y posiblemente preparada para hacer algo terrible en una crisis”, considera Chalmers.

Si surge una crisis, las posibilidades de un malentendido del tipo que vimos en 1983 serán mayores“, opina.

Jones, quien ha estado inmerso en Able Archer 83 durante la mayor parte de su carrera, está de acuerdo.

“Mientras haya armas nucleares, el peligro de guerra por un error de cálculo permanece”.

Lee la nota original en inglés.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

La increíble fuga que protagonizó el día del “Fujimorazo” Alan García, el expresidente de Perú que intentó ahora conseguir asilo político en Uruguay

García ante los periodistas antes de partir hacia ColombiaDerechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption En 1992, Alan García tuvo que protagonizar una dramática huida hasta que Colombia le dio asilo y envió un avión a Lima a recogerlo.

La noticia de que el expresidente peruano Alan García se encontraba refugiado en una embajada extranjera en Lima para pedir asilo político se ha tenido que dar dos veces: en noviembre de este año, pero también en junio de 1992.

Hace 26 años, no fue la sede diplomática de Uruguay, sino la de Colombia la que acogió al exmandatario.

Esta última vez, Montevideo le negó el asilo por considerar que está siendo investigado por delitos comunes (presunto lavado de activos y colusión en el caso Odebrecht) y no por sus ideas. Pero en aquella época, sí se le concedió refugio y un salvoconducto que le permitió abordar un avión militar que lo llevó a Bogotá, lejos del régimen que Alberto Fujimori acababa de instaurar a través de un autogolpe.

Hoy, mientras la policía peruana anuncia que ha reforzado las fronteras en el norte para evitar una fuga, viene a la memoria el primer pedido de asilo de García… y la increíble huida que protagonizó antes de poder alcanzar la embajada colombiana. Un recorrido que incluyó tiros al aire, saltar paredes, dejar a sus cuatro hijos menores de edad en una casa asediada por militares armados y varias semanas en la clandestinidad.

El expresidente noveló la historia en su libro El mundo de Maquiavelo. Como este también incluye “algo de creación imaginada para cubrir los vacíos”, como diálogos protagonizados por Fujimori o los soldados que cercaban su residencia, usaremos los datos del texto que luego han sido reafirmados por sus personajes en varias entrevistas dadas a lo largo de los años.

Una advertencia desoída

Según García, que entonces tenía 42 años, la mañana del domingo 5 de abril le llegó una advertencia por teléfono: un grupo militar había recibido órdenes de matarlo a él y a Agustín Mantilla, que había sido ministro suyo cuando gobernó Perú por primera vez, entre 1985 y 1990 (luego volvería a la presidencia entre 2006 y 2011).

Derechos de autor de la imagen Getty Images

La llamada se realizó por encargo de uno de los jefes de este operativo, que “tuvo un reparo moral y lo comunicó previamente”, según dijo García posteriormente en una entrevista con el canal público Televisión Española (TVE).

Sin embargo, el político no le dio mucha importancia al mensaje. Según cuenta en su libro, vivía en una casa en la acomodada zona de Chacarilla rodeada por muros altos y, como había sido presidente, gozaba de una escolta policial formada por ocho hombres. Además, hacía dos años que había dejado el cargo pero, aun así, en caso de ataque, creía estar bien resguardado.

Lo que no sabían ni él ni la gran mayoría de peruanos era que aquel domingo, lejos de ser uno normal, pasaría a la historia como el día del Fujimorazo. Por la noche, los militares sacarían tanquetas a las callespara permitir que Fujimori disolviera las cortes y tomara el control de instituciones como el Poder Judicial o el Ministerio Público.

Por la noche, García veía una película con una de sus hijas mayores cuando recibió la visita de Jorge Del Castillo, ex alcalde de Lima y entonces diputado por su partido, el APRA. La esposa del exmandatario, Pilar Nores, estaba de viaje y sus otros tres hijos dormían. El menor de ellos apenas tenía cuatro años y la mayor, unos 15.

Juntos, los políticos esperaron a que dieran las 10, cuando estaba programado que Fujimori diera un mensaje a la nación. Pero no llegaron a verlo, ya que antes la escolta de García les avisó de que pasaba algo fuera de lo común: al menos un centenar de soldados rodeaban la cuadra.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Algunas personas aseguran haber sido secuestradas por los militares durante el ‘Fujimorazo’, entre ellas, Jorge Del Castillo.

“En nombre del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, están detenidos. Salgan en este momento“, se escuchó “de manera muy amenazadora” por un altavoz, según recordó en 2012 Del Castillo en una entrevista con el diario La República. “¡Qué salga Alan García con las manos en la nuca!”, es la versión que el expresidente da en su libro.

A través del teléfono, ambos se enteraron de que otros miembros del APRA también estaban siendo intervenidos. García corrió a cambiarse de ropa y coger un par de armas que guardaba en su vivienda. Del Castillo intentó ganar tiempo hablándole a los militares sin abrir la puerta.

Niños “abandonados”

Ya fuera para alertar a los vecinos y provocar que llamen a la policía, como cuenta el expresidente, o para ahuyentar a militares que intentaban trepar las paredes, como dice Del Castillo; García acabó usando sus armas para hacer disparos al aire. “Los tiros los disuadieron, pero seguían insistiendo y disparaban contra la casa”, afirmó Del Castillo al periódico.

Mientras tanto, las Fuerzas Armadas desplazaban tropas y tanquetas hasta el Congreso, la sede del Poder Judicial, el Ministerio Público, el Colegio de Abogados de Lima, las oficinas principales del APRA, medios de comunicación y sindicatos, entre otros.

Ante la advertencia recibida aquella mañana y el asedio repentino, García reaccionó con rapidez y saltó desde un segundo piso a la casa de un vecino.

Eran los 90 y aún faltaba mucho para que llegara el boom inmobiliario que convenció a muchos peruanos de vender sus casas a constructoras para que las derrumbaran y levantaran en su lugar edificios. García tuvo la suerte de que la mayoría de viviendas de su cuadra tuvieran una altura similar, así que la escalera que cogió del jardín de su vecino le bastó para subir y bajar muros hasta llegar, según él, a un inmueble en construcción.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Cuando García huyó de su casa, su esposa estaba de viaje y sus cuatro hijos, todos menores de edad, se quedaron en el inmueble.

García ha asegurado varias veces que pasó allí 48 horas, muchas de ellas escondido dentro de un tanque de agua vacío, hasta que alguien le ayudó a escapar como recordó en la entrevista con TVE:

-“¿Cuáles fueron sus primeras preocupaciones cuando sintió que iban a por usted?”, le preguntó el periodista.

“Habíamos recibido esa mañana una información de dentro del ejército sobre un propósito criminal y en ese momento pensé que eso iba a concretarse… Mi preocupación era tomar contacto con el partido, estaba absolutamente incomunicado, no sabía qué era lo que había ocurrido con los compañeros, con las fuerzas políticas”.

-“¿Tenía preocupación también usted por sus hijos? Los dejó allí abandonados…

“No, abandonados no porque a quien iban a matar era a Alan García, no a mis hijos. Al contrario, obstinarme en permanecer y defender la casa era arriesgarlos a ellos a algo físico. Yo sabía que, por más criminales y desalmados que fueran quienes llegaran a la casa, no se atreverían contra cuatro niños de seis años o de tres años”.

Ayuda de un exministro de Fujimori

En la residencia, Del Castillo abrió la puerta al ejército después de recibir una llamada de García diciéndole que ya estaba fuera de alcance.

Los militares dejaron ir a los policías que conformaban la escolta del expresidente, pero a él lo detuvieron y, a golpes, lo interrogaron sobre el paradero de García.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Alberto Fujimori, que no contaba con mayoría parlamentaria en 1992, decidió disolver las cortes a la fuerza en lo que se conoció como el ‘Fujimorazo’.

El antiguo ministro, que repetía que este no estaba en casa, fue llevado a un cuartel militar encapuchado, dentro de un auto y con una pistola en la cabeza. Años más tarde, en 2008, declararía en el juicio contra Fujimori que, en ese momento, llegó a pensar que moriría.

“Yo no sabía qué había pasado con Alan, no sabía cuál era la situación… Evidentemente estábamos ante un golpe de Estado, pero no lo sabía, estaba completamente incomunicado y para mi familia: desaparecido”, contó Del Castillo a La República.

Su familia lo buscó sin conseguir recibir explicaciones. Hasta cinco días después, cuando por fin fue liberado.

Los militares registraron la casa de García sin éxito. Desde su escondite, el ex jefe de Estado pudo ver las tanquetas “casi al alcance de la mano”.

“Veía cómo era detenida mi esposa, que no podía ingresar a la casa y cómo se había sitiado un poco a mis hijos dentro de la casa, de donde nadie podía salir. Igual, a mis padres y a todos los políticos que entonces llegaron”, recordó.

Años después y para ponerle más sazón a la historia, se reveló la identidad de quien había ayudado a García: Juan Carlos Hurtado Miller, el presidente del primer consejo de ministros de Fujimori.

Hurtado Miller había sido también su ministro de Economía hasta un año antes del autogolpe, cuando renunció al cargo. En Perú, es recordado por su célebre frase, “Que Dios nos ayude”, pronunciada en agosto de 1990, al final de un discurso televisivo en el que informaba a los peruanos de que, cuando se levantaran al día siguiente, su dinero habría perdido gran parte de su valor.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Jorge Del Castillo, al fondo, es la mano derecha de Alan García.

En una entrevista dada a Radio Exitosa en 2017, Hurtado Miller dio una versión diferente a la de García, que en su día tuvo que omitir y cambiar detalles para no delatar a quienes le habían ayudado.

Según Hurtado Miller, García se refugió en su casa desde el primer día. Su esposa lo había mandado al patio a ver por qué su pastor alemán ladraba tanto y lo que se encontró fue al expresidente, muy nervioso, sobre una pared, que le dijo: “Oye, agarra a tu perro, ¡qué me va a matar!”

El exministro lo invitó a quedarse en su casa y le dijo que allí no lo hallaría nadie. Al día siguiente, dos militares entraron a revisar la residencia. García fue escondido en el dormitorio principal, en un lugar pequeño en el que el expresidente, que mide más de 1,90 metros, solo cabía en posición fetal.

Los soldados no lo encontraron y, cinco días después, la hija de Hurtado Miller consiguió sacarlo en su auto, tendido en el suelo, cubierto por los pies de su hijo de un año y la niñera.

Hurtado Miller recordó que en esos días había acudido a consultar al expresidente Fernando Belaúnde Terry. “Me dijo: ‘Mira, has asumido una responsabilidad. Así como lo has recibido vivo, es de tu responsabilidad sacarlo vivo. Problema tuyo, pero lo tienes que hacer. No lo vas a entregar, lo vas a sacar vivo”.

El exministro afirmó que el gobierno sabía que García estaba en su casa y que se lo habían comunicado. Aun así, este pudo burlar la seguridad militar, refugiarse con miembros de su partido hasta que al fin, tras nueve semanas en la clandestinidad, logró ingresar el 31 de mayo en la embajada colombiana en Lima.

Pocos días después, marchaba al exilio en un avión de las fuerzas armadas colombianas. Algo que esta vez, no ha conseguido.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Pandataria, la isla a la que los emperadores romanos exiliaban a las mujeres lujuriosas

Ventotene hoy, antes PandatariaDerechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Ventotene hoy, antes Pandataria, que como dijo el geógrafo clásico Strabo queda a 250 estadios (c/u 184,81 m.) de distancia del continente.

La isla de Ventotene, un antiguo volcán frente a la costa de Nápoles, es el lugar de nacimiento del sueño de una Europa unida.

Fue ahí donde, cuando era utilizada por el régimen fascista durante la Segunda Guerra Mundial como un lugar para desterrar a los disidentes políticos, Altiero Spinelli y Ernesto Rossi redactaron el “Manifiesto de Ventotene”, uno de los textos fundadores del federalismo europeo.

Escrito en papeles de cigarrillos y escondido en una caja de hojalata con doble fondo, el manifiesto “para una Europa libre y unida” fue contrabandeado y circulado entre la resistencia italiana.

Spinelli y Rossi convirtieron a una isla de represión en una de ideales.

Pero tanto la fama de esa isla del mar Tirreno, como la tradición de ser lugar de exilio se remonta más de 2.000 años, cuando su nombre era otro.

En esa época Ventotene se llamaba Pandataria y sirvió de cárcel con muros líquidos para mujeres aristócratas cuyo comportamiento no concordaba con lo que las normas de la sociedad dictaba.

Esa sociedad era la del Imperio romano, y en ella cualquier mujer cuyo comportamiento sexual se pareciera al de los hombres era merecedora de castigo.

Ave Cesar

En el año 18 a.C., el emperador Augusto promulgó la lex Iulia para elevar la moral de la clase alta de Roma, además de alentar matrimonios y procreación entre los miembros de ésta.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Augusto fue el heredero de Julio César y el primer emperador del Imperio romano. Gobernó desde el año 27 AC hasta su muerte en el 14 AC.

El adulterio fue declarado un delito privado y público, para el cual la pena era el exilio a un lugar lejano de Roma.

La Lex Iulia de Adulteriis Coercendis también permitía a los padres de hijas adúlteras matarlas a ellas y sus amantes.

Los esposos engañados, por su parte, tenían que divorciarse de sus adúlteras mujeres y podían matarlas, bajo ciertas circunstancias.

El delito sólo se le atribuía a las mujeres.

La mayor

El emperador mismo sintió el efecto de su propia ley en carne propia… aunque, por supuesto, no tanto como su hija, Julia la Mayor.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Julia la Mayor era el único descendiente biológico del emperador Augusto, por eso era tan valiosa como esposa.

Livia, la esposa de Augusto, lo convenció de que favoreciera a Tiberio, su hijo de un esposo anterior, como su posible sucesor.

Para acercarlo a la familia, el emperador forzó a Tiberio a divorciarse y casarse con su hija Julia, quien acababa de enviudar por segunda vez.

La unión, celebrada en el año 11 AC, fue indeseada e infeliz para ambos, y se amargó aún más cuando un hijo de Julia murió cinco años más tarde.

Tiberio se exilió voluntariamente, dejando a Julia sola en Roma, donde empezaron a circular rumores de que llevaba una vida promiscua.

Su adulterio era conocido por todos, pero se volvió peligroso políticamente cuando tuvo un affaire con un hombre llamado Julo Antonio.

Era hijo de Marco Antonio, aquel que fue amante de Cleopatra y se suicidó arrojándose sobre su espada tras aceptar que le sería imposible hacerle frente a la invasión de Egipto por las legiones lideradas nada menos que por el padre de Julia, el ahora emperador.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Marco Antonio se suicidó cuando no pudo detener a quien se convertiría en el emperador Augusto.

La enemistad de las dos familias no se había aquietado, así que Augusto tuvo que tomar cartas en el asunto.

Tras amenazarla de muerte por adulterio y traición, la desterró a Pandataria, donde no había hombres y las condiciones de vida eran incómodas.

A pesar de que Julia tenía prohibido disfrutar de lujos, incluyendo tomar vino, Augusto mandó a edificar una villa con piscinas y un teatro, en el punto más alto de la isla de menos de dos kilómetros cuadrados.

Además, se construyó un puerto, tanques y un estanque de peces para asegurar un suministro constante de agua dulce y pescado fresco.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El emperador Augusto se aseguró de que su hija y su esposa, quien acompañó a Julia en el exilio, tuvieran ciertas comodidades.

Julia permaneció dos años en ese exilio hasta que en el año 4 AC fue trasladada a la ciudad puerto Regio de Calabria.

Falleció 10 años más tarde, poco después de la muerte de su padre, por las acciones de su esposo Tiberio, quien sucedió a Augusto como emperador del Imperio romano.

No está claro cuáles fueron esas acciones -algunos relatos hablan de que retuvo su dinero, otros que la apresó-, pero todos señalan que murió débil y desesperada.

La hija

Agripina la Mayor, hija de Julia y su segundo esposo, Marco Agripa -importante general, político y amigo íntimo del emperador Augusto-, también fue exiliada a Pandataria como su madre.

Agripina fue una figura importante en las luchas de sucesión en la última parte del reinado de Tiberio.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Tiberio también estuvo implicado en las desventuras de la hija de su esposa Julia la Mayor.

Era la esposa de Germánico César, sobrino-nieto de Augusto por adopción y sobrino e hijo adoptivo de Tiberio, y dio a luz a nueve hijos, de los cuales seis llegaron a la edad adulta.

En Alemania, Agripina y Germánico se hicieron famosos y populares debido a sus actos de valor, lo que despertó la envidia del emperador Tiberio.

Un viaje posterior a las provincias orientales de la pareja atizó los oscuros sentimientos y sospechas de Tiberio, quien le temía al poder que pudiera amasar Germánico, particularmente tras un exitoso paso por Egipto, en el que le abrió los graneros imperiales al pueblo necesitado.

Cuando Agripina y Germánico regresaron a Siria, éste último cayó enfermo y murió. Todo apuntaba a que unos amigos de Tiberio lo habían envenenado.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Germánico envenenado por su celoso padre adoptivo, el emperador Tiberio, aparece en su lecho de muerte en esta obra de Nicolas Poussin. Germánico le pidió a sus amigos que vengasen su asesinato y a su esposa que soportara su dolor con valentía y que no desafiara a aquellos con poder que podían lastimarla a ella y a sus hijos.

Agripina no dudó en acusar a Tiberio a su regreso a Roma, así como lo hicieron muchos romanos, que adoraban a Germánico y lo consideraban heredero al trono.

La enemistad se cimentó.

Cuando tres años más tarde el hijo de Tiberio, Druso el menor, murió, fueron los de Agripina y Germánico los que quedaron en línea directa para la sucesión.

Tras una campaña de acoso contra Agripina, Tiberio logró acusarla de traición y enviarla al exilio.

En el año 29 DC, Agripina fue desterrada a Pandataria, donde murió cuatro años más tarde por inanición.

Se sospechó que Tiberio había ordenado su muerte.

La sobrevivieron un hijo y tres hijas.

Al final, Tiberio no pudo impedir que su sucesor fuera ese hijo: Calígula.

No obstante, una de sus hijas correría con la misma suerte que ella y su madre.

La nieta

Julia Livila era la hija menor de Agripina y Germánico.

Así como sus hermanas mayores, Julia Drusila y Agripina la Menor, durante los primeros años del reino de su hermano Calígula, gozó de honores y privilegios, aunque en realidad las tres estaban bajo el control de su hermano.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption En apariencia, Julia Livina y sus hermanas tenían una vida privilegiada junto a su hermano, pero él hacía lo que quería con ellas.

Historiadores de la época señalaban que Calígula las prostituía y hasta se llegó a decir que tenía relaciones incestuosas con ellas, algo difícil de confirmar.

No obstante, en el año 39, Agripina la Menor y Julia Livina estuvieron involucradas en una conspiración fallida para derrocar a Calígula y poner en su lugar al viudo de Julia Drusila.

Las dos hermanas fueron exiliadas a las islas Ponza, el archipiélago del que forma parte Pandataria.

Julia Livina regresaría a Roma tras el asesinato de Calígula en el año 41, rescatada del exilio por su tío paterno, el ahora emperador Claudio.

Pero a la tercera esposa de su tío, la influyente Mesalina, no le cayó en gracia el cariño de su esposo hacia su sobrina y con intrigas logró que el mismo Claudio la acusara de adulterio con el filósofo, político, orador y escritor romano Séneca.

El cargo era altamente improbable, pero Séneca era considerado como potencial enemigo político del flamante emperador, así que inventarle una relación con la ya indeseable Julia Livina fue un plan maestro.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Descrita como despiadada, depredadora y sexualmente insaciable, Mesalina, la esposa del emperador Claudio, aparece desnuda con una esclava, y con Séneca, el escritor que hizo desterrar de Roma.

Séneca vivió en el exilio en Córcega durante ocho años.

A la nieta de Julia la Mayor e hija de Agripina la Mayor, la enviaron a Pandataria.

Unos meses más tarde, su tío ordenó su ejecución, aparentemente por inanición, sin defensa y por cargos no sustentados.

Toda una tradición

La esposa, hija y nieta del primer emperador del Imperio romano no fueron las únicas visitantes obligadas a Pandataria; hubo varias más.

De hecho, el hijo de Agripina la Menor, Nerón, inventó un cargo de adulterio contra su esposa Octavia, hija del emperador Claudio, y la exilió a Pandataria para poderse casar con Popea Sabina.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Nerón (37-68), emperador romano entre 54-68, tiránico, libertino y extravagante, continuó con la tradición de enviar mujeres que estorbaban a Pandataria.

Los romanos protestaron tanto contra el destierro de Octavia que Nerón tuvo que decidir entre volverse a casar con ella u ordenar su ejecución.

Unos días después, Octavia fue atada y sus venas fueron abiertas en un ritual de suicidio romano tradicional. También fue sofocada en un baño de vapor extremadamente caliente.

Finalmente, le cortaron la cabeza y se la enviaron a Popea.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!