California: Ordenan a miles evacuar casas por daños en presa

CALIFORNIA-PRESA

OROVILLE, California, EE.UU. (AP) — Miles de habitantes del norte de California recibieron la orden el domingo por la noche de abandonar de inmediato sus viviendas debido al peligro de que un aliviadero de emergencia en la presa más alta del país ceda y provoque una corriente que inundaría localidades de las zonas más bajas.

El desagüe de emergencia de la Presa Oroville, en el norte de California, podría fallar en una hora y causar una inundación de gran escala desde el embalse que forma el Lago Oroville, señaló el domingo por la tarde el Departamento de Recursos Hidráulicos de California.

Los habitantes de zonas ubicadas corriente abajo necesitan abandonar la zona de inmediato, explicó el departamento.

Horas antes, las autoridades habían dicho que la presa tenía solidez estructural y que no había amenaza para los habitantes de la región.

Los residentes de Oroville, una localidad de 16.000 personas, deben dirigirse al norte hacia Chico, y otras ciudades deben seguir las órdenes de las agencias policiales locales, de acuerdo con la jefatura de policía del condado Butte.

La Oficina de Servicios de Emergencia del condado Yuba solicitó a los habitantes de localidades bajas, entre ellas Marysville, de 12.000 personas, que abandonen sus casas y se dirijan hacia el este, el sur o el oeste y eviten dirigirse al norte hacia Oroville.

El Departamento de Recursos Hidráulicos de California afirmó que descarga de 2.832 metros cúbicos (100.000 pies cúbicos) por segundo por el principal aliviadero, que está muy dañado, en un intento para drenar el lago.

Kevin Dossey, del departamento, dijo al periódico Sacramento Bee que el aliviadero de emergencia tiene capacidad para descargar 7.080 metros cúbicos (250.000 pies cúbicos) por segundo, pero comenzó a mostrar debilidad en un pequeño tramo.

La corriente que pasa por el aliviadero alcanzó su máximo volumen de 356,8 metros cúbicos (12.600 pies cúbicos) por segundo a la 1 de la mañana del domingo y bajó a 226,5 metros cúbicos (8.000 pies cúbicos) por segundo para el mediodía.

El agua comenzó a fluir el sábado por el desagüe de emergencia en la Presa Oroville, en el norte de California, por primera vez en los casi 50 años de existencia de esa megaobra, tras torrenciales lluvias.

Durante la erosión imprevista que tuvo lugar durante la semana en el principal aliviadero, se desprendieron enormes fragmentos de concreto. Esta situación causó una enorme zanja de 60 metros (200 pies) de largo y nueve metros (30 pies) de ancho que continúa aumentando de tamaño.

Los ingenieros no saben a qué se debió la erosión, pero Chris Orrock, otro vocero del Departamento de Recursos Hidráulicos de California, dijo que al parecer el principal aliviadero de la presa dejó de derrumbarse aunque se le utiliza para descargar agua.

El embalse creado por la presa, llamado lago Oroville, se ubica a unos 241 kilómetros (150 millas) al norte de San Francisco y es uno de los lagos artificiales más grandes de California. La Presa Oroville es la más alta de la nación con 234,7 metros (770 pies).

El lago es parte central de la red de suministro de agua que administra el gobierno de California. Mediante la red se abastece líquido para actividades agrícolas en el Valle Central así como para los habitantes y empresas en el sur del estado.

Lo más leído


Source: Vivelo Hoy

FREE 45 minute consultation (1)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *