Pilsen: Un barrio de dos caras

Pilsen: Un barrio de dos caras

Comments 0

Pilsen_webpor Jacobo Munguía,
estudiante de fotografia de
Columbia College Chicago

Pilsen lidia con dos realidades. El Pilsen de la gente pobre que hace lo posible por sobrevivir ante la adversidad y el otro Pilsen, barrio que está de moda y que ve en sus mosaicos y sus pinturas un vecindario multicolor lleno de amenidades y comodidad.

La pobreza que sufren los latinos en Pilsen puede verse en el alto índice de casas en venta y el desplazamiento masivo de latinos de este lugar. Muchos habitantes que solían vivir en Pilsen se han visto en la necesidad de cambiarse a otros vecindarios tales como Cícero, Berwyn y Chicago Lawn, en gran parte por el fenómeno de la gentrificación.

Pilsen goza de un estatus de ciudad artística, demostrado en parte por la gran cantidad de arte que sus muros reflejan y las galerías que posee. Irónicamente, ese mismo arte que ha embellecido a Pilsen y que muestra parte de la gran lucha de la comunidad latina, también podría decirse que es el culpable de que más y más personas de mayores ingresos quieran ser partícipes de ese fenómeno cultural, haciendo que los habitantes originales compitan con precios desmedidos.

Esta situación también ha repercutido en los pequeños negocios. Marcos Carvajal, dueño del Restaurante Carnitas Uruapán, comentó: “Ha habido muchos negocios que han cerrado, los impuestos han incrementado, nosotros hemos tenido la bendición de que nuestros clientes son de segunda o tercera generación y continúan viniendo a pesar de ya no vivir en Pilsen”. Por otro lado, Carvajal dijo que “hay muchísimas propiedades abandonadas, muchísimas oportunidades de inversión, los prospectos no son nada a lo que eran en años pasados”.

Aparte de los altos impuestos, otro importante factor por el que mucha gente abandona su hogar es el gran deterioro de los edificios y viviendas.  De acuerdo a un reporte de la Universidad de Illinois, Pilsen alberga los edificios más antiguos de la ciudad de Chicago, y además que no han recibido el requerido mantenimiento.

Sandra Marines, quien trabaja como asistente en la Iglesia St. Pius, dijo: “He vivido en Pilsen por 20 años y aquí me voy a quedar hasta que me muera, o hasta que ya no pueda pagar mi renta. He vivido más de la mitad de mi vida en este vecindario y considero a Pilsen como mío”.

Marines añadió que la pobreza de la zona ha obligado a ella y a su marido a buscar alternativas económicas para continuar viviendo en Pilsen. “A pesar de que mi marido tiene un trabajo de tiempo completo, él también buscó trabajo como asistente en la iglesia St. Pius para poder cubrir nuestros gastos”.

Con respecto al crimen, Marines dijo que “la transformación de este vecindario ha sido abrupta pero progresiva. Pilsen solía ser un área violenta, donde la policía no atendía un llamado; ahora hay más vigilancia. A pesar del incremento de la seguridad, nuestros jóvenes latinos siguen deambulando por las calles haciendo sus grupos. Me gustaría que hubiera oportunidades de empleo y programas dedicados para ellos con el fin que no caigan en las pandillas y eliminar la pobreza”.

Liz León, residente de Pilsen, lleva a sus hijos a participar en programas en otras partes de la ciudad, con el fin de alejarlos de las calles “Yo llevo a mis hijos al programa Midtown y Metro. Estos programas se imparten en el norte de la ciudad. Allí les enseñan a mis hijos varias actividades como bailar, cursos de fotografía y periodismo. A mí me gustaría que nuestro vecindario pudiera tener este tipo de programas… crearían empleos que tan urgentemente necesitamos y al mismo tiempo mantendría a nuestros hijos alejados de las calles”, comentó.

Mientras muchos residentes de Pilsen se ven obligados a mudarse por falta de empleos y costo de vivienda, muchos jóvenes universitarios se mudan a este barrio por su cercanía a las universidades, así como oportunidades laborales que nuevos negocios les ofrecen. Christian García, estudiante de Columbia College Chicago, dijo: “Yo trabajo en Pilsen y tengo muchas amistades en esta comunidad. Muchos de ellos decidieron vivir allí por el transporte público y el precio económico [comparado con otros barrios] de las viviendas. Para nosotros vivir en Pilsen te da un estatus de artista que otros vecindarios no te dan”. Asimismo comentó que “la comunidad está llena de negocios exitosos para los estudiantes”.

Comments

comments

This post is also available in: Inglés

FREE 45 minute consultation (1)